Los problemas más comunes por el uso de la tecnología en la oficina

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×

En un mundo donde la sociedad es cada vez más digital, globalizada y conectada, gracias a los avances tecnológicos en el campo de la comunicación, Internet y su uso en los smartphones y tablets ha cambiado para siempre nuestra manera de contactar con la gente y las relaciones interpersonales. En el sector de los negocios no podía ser menos y el uso de la tecnología en la oficina es ya imprescindible para cualquier actividad laboral, ya sea promocionar los productos y servicios que una empresa ofrece a través de su web o redes sociales como también contactar con clientes y proveedores en cualquier parte del mundo. Dicho así, la tecnología en la oficina ha traído un montón de cosas buenas, pero también hay que tener en cuenta la parte mala de este uso (muchas veces abusivo) de las nuevas tecnologías. En este artículo vamos a detallar los principales problemas que un trabajador de una empresa se puede enfrentar con el uso de la tecnología en la oficina y cómo solucionarlo

Distracciones con el uso de la tecnología en la oficina

La distracción más común en la oficina es, sin duda, mirar en demasiadas ocasiones el smartphone para ver si tenemos algún “whatsapp” o ver qué nuevas noticias traen Facebook o Twitter. Si eso ocurre con mucha frecuencia, hay que marcarse unas normas y cumplirlas con disciplina. Lo más recomendable es establecer unos horarios de descanso diarios donde podemos aprovechar mirar el móvil cuando vayamos a tomar el café, a comer o tomar un poco el aire. Mirar el móvil cuando se está trabajando es contraproducente y merma seriamente la productividad. La clave está en hacer un uso responsable del móvil personal y no usarlo para “perder el tiempo”.

Vista cansada

El uso de la tecnología en la oficina implica que estemos muchas horas delante de una pantalla. Ya sea un ordenador, un móvil o una tablet, estamos continuamente elaborando informes, haciendo presentaciones y escribiendo correos con una pantalla como soporte. Por ese motivo, la fatiga visual se está convirtiendo en un problema demasiado habitual. Si no puedes evitar estar frente una pantalla muchas horas al día te damos los siguientes consejos:

  • Cuando tengas la oportunidad de desconectar, hazlo. En tu tiempo libre es mejor pasear y hacer ejercicio físico u otras actividades que no requieran pantalla. Aquí tienes otros consejos de cómo relajarse en la oficina. 
  • Si tu pasatiempos favorito es ver series, películas o videojuegos lo mejor que puedes hacer es bajar la iluminación de todas las pantallas y monitores que uses. La luz blanca que emiten tanto los smartphones como muchos ordenadores son perjudiciales para la vista después de largos períodos de exposición. Bajar los niveles de luminosidad de estas pantallas disminuirá el impacto de esta luz en tus ojos.
  • La distancia de tus ojos respecto a la pantalla es importante. Con los ordenadores del trabajo, nunca estés más cerca de los 40 cm y la distancia recomendada son unos 60 cm de distancia. Con los móviles y tablets hay que mantenerlos lo más lejos posible y usarlos a una distancia muy corta con los ojos.
  • Dormir las 7 – 8 horas recomendadas darán a tus ojos el descanso que se merecen. El sueño repara un poco los ojos y los hidrata, por lo que dormir las horas recomendadas permite a los ojos recuperar su frescura.
  • Si esto no es suficiente, no dudes en usar gotas hidratantes y colirios. Infórmate en la farmacia y usa regularmente gotas hidratantes que te ayuden a mantener la vista más fresca y cuidada.
  • Finalmente, si notas que cada vez tienes más mareos y dolores de cabeza a causa del uso excesivo de las pantallas no dudes en ir a tu médico o especialista para hacer un tratamiento más profundo.

Adicción

Este ya es un problema más grave y que esto siempre es mejor tratarlo con un especialista. La llamada nomofobia es una fobia muy común entre los que padecen la adicción al móvil y es ese miedo irracional a no tener el smartphone cerca o no tener acceso a él. La adicción a las tecnologías (o también llamado tecnoestrés) es muy importante tratarla porque ya no sólo afecta gravemente a la eficiencia del empleado, sino también de forma grave a la salud. Cuidar, por tanto, el uso que se hace de los dispositivos móviles en el trabajo, nos permitirá:

  • Mejorar nuestra calidad de vida, no siendo dependientes de la tecnología.
  • Mejorar nuestra salud, previniendo problemas de visión.
  • Aumentar la productividad en la oficina, lo que nos hará sentir más útiles y realizados.

Estos son para nosotros los problemas más comunes por el uso de la tecnología en la oficina, de menor a mayor gravedad. Esperamos que os haya sido de ayuda este artículo y identificar si tenéis uno de estos problemas y darle solución cuanto antes. ¡Muchas gracias por leernos!

 

Los problemas más comunes por el uso de la tecnología en la oficina
¿Cuánto te ha gustado?
The following two tabs change content below.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×