Guía sobre la altura de una mesa de escritorio

November 2020|

Ergonomía y salud

| Escrito por: ofiprix

Hoy vamos a ver una guía sobre la altura de una mesa. Porque tan o más importante que su diseño es la altura que tiene. Pasamos muchas horas trabajando en una mesa y verificar que tiene la altura adecuada para el puesto concreto es de vital importancia.

Para escoger una mesa no basta con fijarnos en su diseño, acabado, materiales y estilo. También resulta necesario verificar otros aspectos y detalles de su fabricación como la altura, por ejemplo. Este es un aspecto que podemos pasar por alto sin darle la importancia real que tiene.

Las mesas son el tipo de mobiliario en el que pasamos más horas al cabo del día si trabajas en una oficina. Por este motivo, si las mesas no cuentan con las dimensiones mínimas requeridas, a largo plazo quienes las usan de forma constante pueden desarrollar distintas dolencias corporales. La altura de una mesa es en realidad el aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de adquirirla.

Mesa de oficina

Medidas mínimas para una mesa de oficina

El tamaño de una mesa de oficina se escoge en función del tamaño del espacio donde irá. Si dispones de poco espacio seleccionarás una mesa más reducida. Mientras que en los espacios de dirección se utilizan mesas más grandes. Pero cuando se trata de su altura, el rango de esta medida no puede variar de forma arbitraria. En este caso cada centímetro cuenta para cuidar la buena postura y el bienestar corporal.

Claves de la ergnomía preventiva

La altura mínima común de la mesa de oficina o escritorio es de 73 centímetros. Y es la medida utilizada por la mayoría de los fabricantes para asegurarse que sus mesas son ergonómicas. El resto del mobiliario de oficina complementario como armarios, estanterías y sillas también son fabricados tomando en cuenta esta medida generalizada.

Silla Eco

Medidas estándar de una mesa de oficina

La medida estándar de una mesa o escritorio se encuentra entre los 71 y 79 centímetros de altura. La medida recomendada para la mayoría de las personas es la altura mínima de 73 centímetros. Esta es una altura a la que se puede realizar el trabajo de oficina de forma cómoda y sin que nos provoque molestias de espalda, brazos, muñecas, etc…

ergonomía la solución a dolores de espalda

Por otro lado, las mesas de oficina pueden presentar diferentes usos. Por eso la altura recomendada de la mesa puede variar dependiendo de la funcionalidad y uso de estas. Ya sea para conferencias, reuniones o mesas plegables, laterales o escritorios el rango de la altura va a variar entre los 71 y 79 cm. Ya que esta es la altura que a nivel ergonómico resulta más eficiente.

Altura adecuada de una mesa de trabajo

Las mesas y sillas están diseñadas y fabricadas para cubrir los requerimientos ergonómicos de casi toda la población. Pero teniendo en cuenta que hay personas más altas que otras, la altura también debería variar en algunos casos. Sin embargo, al momento de adquirir el mobiliario no se suele consultar las características de quien lo usará. Esto puede posteriormente provocar algunos problemas de falta de ajuste si se trata de una persona muy alta o muy baja.

Las personas que presentan una altura mayor o menor suelen usar mesas ergonómicas pero no aptas para sus características corporales, pudiendo presentar dolencias a largo plazo. Para solucionar esto podemos optar por adquirir escritorios ajustables que, si bien no se trata de escritorios hechos a la medida, si permiten regularlos. De esta forma podremos ponerlos a la altura que resulte más cómoda para cada uno de nuestros colaboradores.

Cómo comprobar la correcta altura de una mesa

La mesa de escritorio adecuada, en complemento con una silla ergonómica, debe permitir que los brazos se posen cómodamente a un ángulo de 90° sobre el escritorio. Por otro lado, si se trata de mesas para trabajar de pie, estas también deben permitir que los brazos se posen sobre ellas en un ángulo de 90° cómodamente. Cómo se indica en la imagen siguiente existe una serie de medidas que nos marcan una postura correcta. Debemos adquirir una postura en la que la espalda quede bien apoyada. Brazos y antebrazos también deben mantener una postura de 90 grados o un poco más. Y se recomienda tener un reposabrazos para darles mayor comodidad.

Algunas mesas de trabajo pueden incorporar, por razones de practicidad y espacio, una bandeja extraíble para colocar el teclado. Estas mesas no son recomendables para su uso prolongado. Ya que pueden variar la altura de la mesa, la posición corporal y no cuentan con la profundidad suficiente para el uso cómodo del teclado.

Altura de una mesa de trabajo ergonómica

Como ya hemos comentado la altura de una mesa de trabajo ergonómica se sitúa entre los 71 y 79 cms. Aunque la medida mínima para una altura normal serían unos 73 cms.

Una mesa de trabajo ergonómica debe permitir el libre movimiento de las piernas. Debemos tener holgura entre la mesa y donde si sitúan nuestras piernas para que no se vean comprimidas. Por ello la altura mínima debe respetarse o superarse hasta cierto límite, pero jamás disminuirse. Si la altura de la mesa de trabajo se mantiene por debajo de los límites o mínimos requeridos  puede ocasionar curvaturas antinaturales en la columna vertebral.

Mesa para trabajo de pie

Altura de una mesa para trabajo de pie

Cuando se trata de trabajar de pie estas medidas van a diferir. Ya sea para trabajar detrás de un mostrador, en la sección de atención al público de una tienda o en una cadena de montaje será necesario estar de pie, debido a la alta movilidad corporal que estas tareas requieren. En estos casos, tanto la mesa como la silla deben contar con una altura diferente. Y aunque la persona no pueda permanecer sentada, es necesario que cuente con un taburete alto para descansar cada cierto tiempo.

Siempre es recomendable tener un mueble, como una mesa o un aparador para que se pueda apoyar siempre que se necesite y es importante tener el objeto con el que se trabaja cerca del cuerpo para no provocar posiciones forzadas. Dependiendo de la labor, la altura de la mesa puede variar entre los 70 y 120 centímetros. En el caso del trabajo pesado, la altura de la mesa mínima se encuentra entre los 65 y 95 centímetros. Mientras que para el trabajo de precisión es de 95 a 120 cms. Esto es porque en este caso necesitamos tener más cerca lo que estamos manipulando. De esta forma su espalda sufrirá menos al final de la jornada laboral.

Tener una buena postura es imprescindible para la ergonomía en el puesto de trabajo de pie. Se debe tener el suficiente espacio alrededor para que pueda cambiar de postura siempre que pueda. En caso de ser necesario, esta altura debe complementarse con reposapiés, pedestales o tarimas. Se pueden también incluir alfombras para pisar en suelo suaves y evitar dolencias corporales a largo plazo.

Mesa de estudio

Altura de una mesa de escritorio

Las mesas de estudio además de permitir movilidad a los usuarios también deben permitirles mantener la espalda erguida. Esto es un requisito muy importante en el cual nos ayudaremos también de una silla ergonómica. De esta forma nuestra zona lumbar estará bien recogida y al final del día no sufriremos pesados dolores de espalda. También debe permitirnos tener los pies en reposo en el suelo y los codos cómodamente apoyados.

Es necesario destacar que, esto no solo se logra con una mesa con la altura adecuada. La profundidad y el ancho también son características importantes. Debemos asegurarnos al sentarnos de que disponemos del espacio correcto tanto para nuestras piernas como para nuestros brazos. También es importante que la pantalla quede a la altura de nuestros ojos de forma que no forcemos el cuello. Si es posible, es recomendable añadir un reposapiés para lograr mayor comodidad durante la jornada.

Altura de una mesa de estudio ergonómica

La altura de las mesas de estudio y trabajo debe oscilar entre los 71 y 79 centímetros, como hemos visto. Pero aunque existe un rango establecido por un tema ergonómico, debemos comprobar que se adecua a nosotros. Antes de adquirir una mesa de estudio debemos comprobar que la mesa nos permite adoptar ciertas posturas de forma cómoda, con movimientos naturales y sin obstáculos. Para elo lo mejor es dejarse aconsejar por un especialista en muebles de oficina y estudio.

Porque aunque podemos encontrar muchas mesas y sillas en las que estudiar no todas tienen los requisitos ergonómicos. Si vamos a pasar varias horas al día sentados ante una pantalla es importante comprobar que cumplen con los requisitos ergonómicos. Para ello podemos probar a sentarnos y ver cómo nos resulta la tarea de movernos. Si tenemos espacio bajo las piernas y nuestra postura resulta natural pero adecuada. Si no esto nos acabará pasando factura y tendremos molestias en la espalda, las cervicales, las muñecas o las piernas.

Ventajas de escoger correctamente la altura de una mesa

Escoger de forma adecuada una mesa según su altura y características dimensionales será muy positivo. Y nos aportará toda una serie de ventajas como las que te detallamos a continuación:

  • La posibilidad de aumentar los niveles de productividad progresivamente. Teniendo la mente enfocada en el trabajo y no en la incomodidad que se siente con la posición corporal.
  • El nivel de satisfacción laboral está estrechamente ligado a la comodidad que se percibe al permanecer frente a la mesa de trabajo.
  • La persona podrá moverse libremente, lo cual le garantizará un alto nivel de comodidad y confort.
  • Será posible cambiar de posición y postura. Así como movilizarse dentro del espacio de trabajo fácilmente y cada vez que se quiera.
  • Se evitarán las dolencias a largo plazo asociadas a malas posturas. Como consecuencia, su salud corporal y mental se situarán en niveles óptimos.
  • Las probabilidades de padecer lesiones permanentes en la espalda por causa de posturas incorrectas disminuyen considerablemente.

Contar con una mesa de trabajo con la altura correcta permite el uso de ordenadores portátiles de forma más cómoda. Aunque estos equipos no están recomendados para usos prolongados en jornadas laborales. Utilizando una mesa con buena altura pueden usarse con soportes especiales que protegen la altura de los ojos en contraste con la altura de la pantalla del portátil.

Normativas de aplicación para la altura adecuada de una mesa

Las empresas fabricantes de mobiliario para hogares y oficinas cumplen con lo estipulado en las normativas específicas de ergonomía en España. De esta forma se garantiza que sus productos cumplan con los requerimientos de salud para sus usuarios. Existen también normas europeas que regulan las condiciones de seguridad de los muebles de oficina. Y que permiten que la fabricación de estos sea evaluada con normativas específicas a cada tipo de mobiliario y su utilización.

Las NTP (Notas Técnicas de Prevención) y las normas UNE-EN sobre ergonomía contienen las directrices para el diseño del mobiliario de oficina con características adecuadas para mantener la buena salud corporal de las personas. Por ejemplo, la norma UNE –EN 527 parte 1, establece que la altura nominal de las mesas de altura regulables debe estar en un rango entre los 68 hasta los 76 centímetros. Si se trata de la altura del plano de trabajo para el desempeño de roles administrativos debe permanecer en un rango entre los 70 y los 78 centímetros, esto de acuerdo con la NTP 242.

En el caso de las superficies de trabajo no regulables o ajustables, el rango de altura no debe ser menor a los 70.5 centímetros y debe alcanzar 73.5 centímetros. Si se trata del espacio para las piernas, la altura debe ser mayor a 65 centímetros en todo el espacio de su profundidad. Este espacio en las mesas regulables se mide teniendo en cuenta una superficie de trabajo con 72 centímetros de altura. La norma UNE-EN ISO 9241, en su parte 5, establece que la altura de la superficie de trabajo debe permitir a la persona mantener la pantalla y el teclado dentro de un ángulo de visión que no afecte una postura de trabajo neutral. Y con los brazos en reposo a 90° sobre ella y con el tronco erguido ya sea de pie o sentado.

Por otro lado, en el caso de los colaboradores que presentan necesidades especiales, estos son amparados por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Siendo necesario tener en cuenta las limitaciones que estos puedan presentar. En el caso de los puestos de trabajo para empleados con sillas de ruedas, el Instituto de Biomecánica de Valencia recomienda que la altura de la mesa de escritorio alcance los 75 centímetros. Y permita la realización de ajustes simples dentro de un rango entre 70 y 76 centímetros. Para las mesas de ordenador, en estos casos debe oscilar entre 74 y 75 cm. Mientras que la altura en caso de mesas regulables debe mantenerse en un rango entre 66 y 80 centímetros.

Esperamos que esta guía sobre la altura de una mesa te haya sido útil y te ayude a la hora de escoger tu mesa. Ya sea para trabajar en la oficina, estudiar o para el trabajo de pie. Las molestias derivadas del uso de mesas y sillas inadecuadas en el puesto de trabajo son uno de los grandes riesgos de baja laboral. Además de perjudicar seriamente a nuestra salud a larga plazo por lo que es siempre recomendable dejarse aconsejar por expertos en la materia.

5/5 - (1 voto)