Cómo organizar una oficina pequeña

October 2018|

Arquitectura y diseño

| Escrito por: ofiprix

Hoy te contamos cómo organizar una oficina pequeña para aprovechar al máximo el espacio y sacarle el mejor rendimiento. El espacio de oficinas escasea cada día más, tanto en casa como en el trabajo. Por ello debemos intentar aprovechar al máximo los metros disponibles y sacarles un buen rendimiento. Hoy vamos a ayudarte a la hora de organizar una oficina pequeña cómoda y más equipada de lo que imaginas. Debemos evitar la sensación de un espacio pequeño y abarrotado donde las paredes se nos caen encima. En su lugar te contamos cómo conseguir una sensación de amplitud y bienestar que invite al trabajo y la concentración. ¡Porque hay que pensar en todo! Y es que las nuevas tecnologías, la aparición de nuevas profesiones y una nueva realidad laboral en la que poco a poco se tiende a horarios más flexibles nos ha traído también la necesidad de nuevos espacios de trabajo. Porque si te organizas bien y sigues unos sencillos pasos podrás tener todo lo que necesitas a mano incluso en un espacio pequeño. Algunos sencillos trucos que puedes utilizar a la hora de organizar una oficina pequeña para que el espacio parezca más grande de lo que es en realidad y puedas trabajar a gusto. ¡Esperamos ayudarte!

1. Solo lo necesario…y en orden

La principal regla es tener sólo aquello que sea imprescindible, menos es más y sobre todo cuando se trata de un espacio pequeño. Escoge bien los elementos que necesitas, piensa si realmente les darás uso y entonces hazte con ellos. Al reducir el número de objetos estaremos ampliando visualmente el espacio disponible. También es muy importante que revises periódicamente la cantidad de elementos que tienes y que elimines todo lo que no necesitas realmente. Todo en su sitio y bien ordenado nos ayudará a que el espacio no se nos caiga encima y parezca mucho más amplio. Ponte la obligación de hacer limpieza una vez a la semana y síguela a rajatabla porque eso te ayudará tanto a disfrutar de un espacio más despejado como a trabajar mejor sin muchos objetos que distraigan tu atención. Si disponemos de poco espacio, cada centímetro contará. Archivadores, bucks, armarios, estantes y cajoneras serán buenos aliados para mantener todo perfectamente almacenado. ¡Hazte con ellos!

2. Aprovecha el color para ampliar el espacio

El color es siempre importante porque afecta a nuestro estado de ánimo, pero si disponemos de poco espacio se vuelve vital. El color empleado correctamente nos puede ayudar a ampliar visualmente el espacio o al contrario, restar metros.  La mejor opción es escoger colores claros y muy luminosos que te ayuden a dar mayor sensación de amplitud. La unidad cromática del espacio también ayuda, especialmente con el color blanco o los tonos más claros. Si la mesa es ligera y además en el mismo color que las paredes conseguiremos el efecto de un espacio mucho más diáfano y menos sobrecargado.¡ Perfecto! Los blancos, cremas, piedras y amarillos son colores ideales para hacer crecer cualquier espacio ante nuestros ojos. El azul nos recuerda el cielo, el mar y los espacios abiertos por lo que toda la oficina (aunque sea pequeña) en ese tono dará sensación de amplitud y libertad de movimientos. Todo dependerá del espacio disponible, pero ante la duda apuesta por un tono claro con el que seguro que no fallarás.

3. Tanta luz como sea posible

La luz tiene un papel muy importante en decoración. Situar la mesa bajo una ventana es siempre una buena idea. Nada de cortinas pesadas apuestas por las más claras y transparentes y dale el máximo protagonismo posible a tus ventanas, ¡qué entre la luz a raudales! . Pero si no dispones de ventanas, asegúrate de poner mucha luz para que la luminosidad lo invada todo. Usa diferentes tipos de luces : de techo, de pie y alguna auxiliar en la mesa de escritorio, a poder ser lo más blanca posible. Un espacio bien iluminado se verá más amplio y espacioso y nos hará sentir mucho más cómodo, ¡aprovéchalo!

4. Muebles poco pesados

Para organizar una oficina pequeña, los pocos muebles que utilicemos deben colaborar en crear un espacio amplio y ligero. Mesas con patas metálicas finas o de cristal que ayudan a dejar la vista pasar y dan profundidad. Tableros finos y en colores claros que se integren con las paredes. Las líneas rectas son perfectas para espacios pequeños pues no sobrecargan. O las sillas con patas metálicas tipo patín. Mejor evitar los tonos oscuros en los muebles si no disponemos de mucho espacio y apostar por tonos claros y luminosos.

5. Aprovecha al máximo el espacio

Se puede conseguir espacio extra aprovechando rincones y zonas que en principio pueden parecer perdidas pero que con muebles a medida o un poco de imaginación seguro que podemos sacarle rendimiento. Estudia bien tu espacio y piensa cómo podrías aprovechar cada centímetro para tener más espacios de almacenaje o una mesa un poco más grande, seguro que lo agradecerás. Hoy en día encontramos muchos muebles diseñados para aprovechar los rincones y zonas de paso y así sacarles el máximo partido. También todo tipo de estanterías que se adaptan a esquinas o espacios muy pequeños. Y aunque las sillas con brazos son más cómodas si el espacio es muy pequeño las sillas sin brazos ocupan menos espacio.

6. Que no falte…un toque personal

Porque para trabajar a gusto debemos sentirnos bien, personalizar el espacio con pequeños detalles que hagan la jornada más llevadera y agradable. Aporta un estilo que te identifique, juega con material de oficina original o añade fotos que te inspiren. Ésto ayudará a hacer tuyo el espacio y a que te sientas cómodo.Y si los objetos son de tamaño pequeño aún mejor porque la sensación será que el espacio es mucho más grande. Y todo muy ordenado ¡la sensación de espacio y paz será perfecta!

Errores comunes que se cometen al organizar una oficina pequeña

Sea para estudiar o trabajar es necesario contar con un espacio específico, ordenado y tranquilo. No obstante, acciones como organizar una oficina pequeña pueden acabar en desastre si no se tienen en cuenta los consejos de los expertos y los errores de quienes una vez fueron principiantes.

1

A continuación, algunas equivocaciones comunes que podrás evitar al organizar tu oficina:
  • Pensar que por ser una oficina pequeña, no requiere diseño. Al contrario, solamente la aplicación del diseño de interiores podrá lograr que saques el máximo provecho de un espacio con dimensiones reducidas.
  • Prestar más atención a la “decoración” que al diseño de la oficina. De este modo solo lograrás saturar la oficina de objetos y muebles, propiciando la sensación de que todos los objetos caerán sobre ti en cualquier momento.
  • No guardar un equilibrio entre el almacenamiento digital y el físico. Es necesario darle una cuota de importancia a cada espacio de almacenamiento, tratando de no saturar el espacio de la oficina con cajones de almacenamiento o no colocar suficientes de estos para almacenar los documentos necesarios.
  • Elegir el mobiliario sin pensar en el tamaño de la oficina o en la ergonomía necesaria para el puesto de trabajo.
  • No prever la necesidad de un espacio para resaltar la imagen corporativa dentro de la oficina.

1

En tu carrera laboral se presentarán diversos retos, pero si sabes como organizar una oficina habrás sorteado uno de los más importantes.

Tips adicionales para decorar tu oficina pequeña con estilo

Luego de diseñar la oficina o durante el proceso de diseño, puedes aprovechar para escoger algunos elementos de decoración para tu oficina pequeña. Además de los elementos decorativos de la imagen corporativa, puedes escoger algunos objetos que te ayuden a mantener un estilo decorativo discreto dentro de un ambiente ameno para trabajar. Puedes optar por realizar fusiones de estilos decorativos: un toque de minimalismo dentro de un espacio con estilo industrial, o una dosis de estilo moderno respetando un carácter minimalista súper acertado dentro de los espacios con dimensiones reducidas.

1

Existe un tip tan importante como ordenar una oficina pequeña correctamente y se trata de marcar visualmente los espacios por donde las personas pueden movilizarse y esto puedes lograrlo colocando una alfombra acorde al estilo decorativo que hayas implantado en tu oficina.

Cómo organizar una oficina pequeña en un armario

Dado el auge del teletrabajo y el desarrollo de actividades en modo remoto, se ha vuelto tendencia la creación de oficinas en espacios bastante peculiares; el armario es uno de ellos. Aunque no se trate de organizar una oficina pequeña dentro de un espacio empresarial, igual es un reto importante armar una oficina en casa y en un espacio tan pequeño como suelen ser los armarios. En estos casos es importante tener en cuenta las medidas reales del espacio del cual dispones para aprovechar al máximo los metros cuadrados tanto a nivel de suelos como paredes y techo. Si ya cuentas con estanterías y baldas superiores, puedes aprovecharlas para colocar algunas de tus herramientas de trabajo. Si se dificulta un poco la búsqueda de un escritorio que cuente con las medidas específicas de tu espacio, puedes optar por un servicio de muebles a medida, así podrás tener un mueble único y personalizado. ¡No elimines las puertas! Estas serán útiles para mantener la privacidad de tu lugar de trabajo mientras no te encuentres en actividad laboral. Podrás desconectarte aun cuando tengas la oficina dentro de tu dormitorio. Aunque se trate de una oficina pequeña, no te limites y dale tu toque personal. Puedes crear tu oficina con un toque serio si tu labor está asociada a actividades jurídicas o un estilo más relajado y creativo si tu actividad central está relacionada con diseño u otras ramas donde la creatividad es primordial. Si sientes que te quedas sin espacio y tienes la posibilidad de incorporar un estante adicional para crear un escritorio en L, ¡no dudes en hacerlo! Una extensión de tu mesa será ideal para proveerte de mayor comodidad. ¡No te olvides de la iluminación! Esperamos que tu armario tenga suficiente alcance de luz natural para que puedas trabajar con comodidad y ergonomía. No obstante, si requieres luz artificial, no dudes en incorporar lámparas colgantes o una lámpara discreta y alta sobre tu escritorio que te provea de la iluminación necesaria.

Cuáles son los mejores muebles para organizar una oficina pequeña

Es posible tener una decoración bonita en tu pequeña oficina, ¡eso no debes dudarlo! Y los muebles serán tus aliados. Así como ordenar una oficina pequeña tiene su encanto, escoger los muebles ideales para ordenarla también lo tiene. Como mencionamos anteriormente, puedes optar por la incorporación de muebles hechos a medida si consideras que las baldas y muebles presentes dentro del armario no te serán realmente útiles. Aunque somos conscientes de que los muebles de colores claros son los más adecuados al momento de organizar oficina pequeña, puedes darle tu toque personal a tu estación de trabajo implementando colores acorde a la naturaleza de tu actividad.

1

Puedes darle a tu oficina un toque de seriedad, de imponencia y elegancia con muebles elaborados con una fusión de estilo mediterráneo y moderno. O bien puedes resaltar la excelente calidad de sus materiales incorporando una mesa con una tapa superior de cristal templado o madera en su estado más natural, donde resalten sus vetas y marcas en tonos más oscuros. Recuerda que puedes incorporar la silla que desees siempre que se ajuste a las dimensiones del espacio. Lo que más importa es que se trate de un asiento realmente cómodo y ergonómico, que te permita desarrollar tus actividades sin acarrear dolencias ni malestares corporales.

1

Esperamos haberte ayudado para que te sea mucho más fácil organizar una oficina pequeña. Y es que cada día más el espacio se ha vuelto un recurso escaso y debemos aprender a sacar el máximo partido del que tenemos disponible. La suerte es que hoy en día puedes encontrar muchos muebles pensados para pequeñas oficinas u oficinas en casa que te ayudarán a conseguirlo. Feliz semana.
5/5 - (1 voto)