Silla ergonómica: cómo elegirla

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×

Silla ergonómica es una necesidad en la oficina. Hoy te contamos cuáles son las características que debes tener en cuenta a la hora de elegirla. ¡No te lo pierdas!

Todos hemos oído hablar de la silla ergonómica pero, ¿sabes qué es y qué ventajas te ofrece? Hoy te explicamos todo sobre ella para que puedas elegir la que más se adecua a tus necesidades. Porque la silla ergonómica es una necesidad básica si pasas muchas horas al día sentado en tu lugar de trabajo.  El uso de una silla que se adapte a nuestra espalda y le dé apoyo nos permite evitar muchas molestias y dolores. Y con ello reduce las bajas por lesiones y aumenta nuestro rendimiento laboral.

1. ¿Qué es una silla ergonómica?

La ergonomía  estudia la influencia de las condiciones de trabajo en la productividad. De ahí que se aplique al diseño de productos y equipamiento, principalmente del lugar de trabajo. Su objetivo es maximizar la productividad al reducir la fatiga y el estrés. Una silla ergonómica es aquella que puede regularse a la medida de cada persona. Y es que en función de las características de la persona, sus distintas partes se adaptarán a ella. Porque no todas las personas tienen las mismas características una buena silla ergonómica debe proporcionarles confort y bienestar mientras trabajan.
silla ergonómica

Una mala sujeción de la espalda puede llegar a provocar microtraumatismos dorsales dolorosos. Se trata de un proceso tan frecuente que es una de las principales causas de baja laboral en las empresas. Los especialistas aseguran que  se pueden evitar muchos casos con unas sencillas pautas de conducta orientadas a evitar factores de riesgo en el trabajo. Y es que el dolor de espalda se ha convertido en uno de los problemas de salud más habituales entre aquellos que trabajan en oficinas. Hasta un 85% sufren dolores constantes al llegar a los 50 años. Debido al daño lento y constante causado a lo largo del tiempo por una mala postura a la hora de sentarnos o por utilizar sillería inadecuada. Pero no solo por nuestra espalda también para otros aspectos de nuestra salud, como las articulaciones o la circulación sanguínea, una buena silla ergonómica es vital.

silla ergonómica

2. Características de la silla ergonómica

Nuestra postura sentada es muy importante a la hora de evitar los problemas de espalda. Pasar demasiadas horas en una silla nos perjudica. Pero disponer de una silla ergonómica correcta que se adapte a nuestras necesidades puede ser de gran ayuda.  ¿Pero qué características debemos tener en cuenta a la hora de elegir una silla ergonómica?

Respaldo reclinable

silla ergonómica
Una de las ventajas de la silla ergonómica es que permite ajustar el respaldo a las necesidades de cada momento. Podemos fijarlo según la postura que deseemos adoptar. De forma que la S que hace nuestra columna vertebral esté siempre recogida y apoyada. Esto nos ayuda para evitar sobrecargarla. El respaldo debe poder regularse en diferentes puntos de inclinación.  Además de ponerlo en posición libre para permitir el balanceo durante los momentos de descanso. Además algunas sillas incluyen memoria de posición del respaldo para que no tengamos que ajustar la silla cada vez .Si no que vuelva ella sola a su posición.

Asiento regulable

 

 

La altura de la silla ergonómica también debe ajustarse. De forma que transfiera el peso corporal a través de las nalgas, no de los muslos. Su altura debe permitir apoyar los hombros y la cabeza correctamente. Porque no pueden usar la misma altura de silla una persona de 2 metros que una de 1.50. Poder ajustar su altura nos ayudará a tener una postura más ergonómica y evitar molestias futuras. Y es que si la silla ergonómica queda demasiado baja sufrirá nuestra zona lumbar. Y si es demasiado alta forzaremos vértebras y músculos.

También se debe poder regular la colocación del asiento respecto al respaldo. Para que no quedemos demasiado comprimidos lo que podría provocar problemas digestivos y de circulación. El tamaño del asiento también debe tenerse en cuenta. Debe ser lo suficientemente ancho como para que podamos sentarnos holgadamente y tengamos espacio alrededor. Además, la parte delantera del asiento debe estar inclinada hacia abajo. Para que no nos oprima la parte posterior de las rodillas ni dificulte la circulación de las piernas.

Diseño ergonómico

silla ergonómicaSilla Spine

La silla ergonómica tiene un diseño que se adapta a la forma del cuerpo humano. Esto impide que la espalda tome posturas incorrectas durante la jornada laboral.  El diseño ergonómico de estas sillas hace que el cuerpo se ajuste a la posición natural cuando está sentado. Además da un soporte adecuado a cuello y espalda. Y es que la gravedad juega en nuestra contra al estar sentados. Una mala postura sentados puede causar severos problemas de columna. Pero también síndrome de túnel carpiano, dolor de cuello y espalda, jaquecas constantes y otros problemas relacionados con la salud.

Tipos de respaldo

 

 

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de escoger una silla ergonómica es el tipo de actividad para el que se utilizará. Son muchas las actividades que se realizan en una empresa y deberemos escoger la silla más indicada. El respaldo es una de las partes más importantes ya que debe ajustarse a nuestra espalda y ofrecerle apoyo en la zona lumbar. Los respaldos basculantes son buenos para momentos concretos del día. Pero si estamos muchas horas sentados debemos usar respaldos sincronizados.. En estas el respaldo bascúla a la vez que el asiento se desliza adelante o atrás, con lo que nunca entramos en posturas de compresión de la columna ni el abdomen.

Existen respaldos con distintas alturas.  Es recomendable que el respaldo tenga una longitud suficiente como para poder cubrir al menos toda la espalda. También existen modelos que añaden un reposacabezas en la parte superior. Esto ayuda a descansar las vértebras de la zona dorsal de esa manera evitamos someter a la columna a una excesiva torsión.

¿Con brazos o sin brazos?

silla ergonómica

Dotar a una silla ergonómica de brazos reduce la tensión que sufre el usuario a nivel de codos, omoplatos y espalda. Diferentes estudios de ergonomía avalan que trabajar con los brazos apoyados aligera la carga de los discos invertebrales ayudando a mantener una postura más saludable. Por ello es recomendable que  las sillas ergonómicas incluyan reposabrazos.

3. Materiales de la silla ergonómica

 

 

silla ergonómica

La tapicería es la parte de la silla que tenemos en contacto con el cuerpo. A veces es preferible pagar un poco más por una que sea de mayor calidad. El respaldo de la silla ergonómica debe estar fabricado con material que absorba la transpiración de un uso intensivo. Normalmente todas las sillas ergonómicas disponen de distintos tipos de telas transpirables con mucha resistencia a la abrasión para que resistan el uso continuado en la oficina. Además existen telas tipo rejilla que permiten una mejor transpiración. También es importante el tipo de espuma con que están hechas. Las espumas inyectadas ofrecen mayor calidad pues aguantan mucho más tiempo sin deformarse.

4. Pasos para elegir una silla ergonómica

silla ergonómica
Antes de decidir qué silla ergonómica te acompañará en los próximos años, te recomendamos probarla. Sentarte en ella como lo harás cuando trabajes y probar todas sus funciones y regulaciones para comprobar que se ajustan a ti y a tus necesidades. Ponla a una altura adecuada para ti, con el respaldo colocado en posición de trabajo y prueba cómo te sientes en ella. Algunos aspectos que debes comprobar son:

Estabilidad, la silla es estable gracias a un apoyo en estrella.
Altura del asiento que sea regulable para adaptarse a ti.
El apoyo lumbar, es uno de los aspectos más importantes, debe proporcionarte confort en esa zona.
Respaldo ajustable tanto en vertical como hacia atrás y adelante.
Gira con facilidad y se desplaza cómodamente.
Comodidad del asiento y material, si es mullido, transpirable y no es demasiado ajustado para ti.
Reposabrazos ajustable

Porque hoy en día existen una gran variedad de sillas ergonómicas pero debemos asegurarnos de que realmente lo son. Para ello deben cumplir todas las características anteriores. Lo mejor es dejarse aconsejar por un profesional cómo Ofiprix especialista en sillas ergonómicas. Nuestra salud está en juego por lo que es una decisión importante que no debe tomarse a la ligera. Y debemos verlo como una inversión de futuro. Ya que la silla ergonómica que escojamos nos durará años si es de buena calidad. Feliz semana

Silla ergonómica: cómo elegirla
5 (100%) 1 vote
The following two tabs change content below.

A Perez

Interior Designer at Ofiprix
Interiorista en Ofiprix. Mis estudios son tan variados como mis gustos: historia, marketing y interiorismo . Me podréis encontrar siempre con un libro en las manos. Si no, estaré de viaje buscando inspiración en algún pequeño rincón, porque no hay nada como descubrir nuevos lugares y nuevas gentes para abrir la mente y conocerse a uno mismo mejor. Mi terapia de shock es reír mucho cada día, tomar litros de cafeína y hacer un trabajo que me apasiona. Desde aquí daré mi punto de vista sobre el diseño de interiores. Espero vuestros comentarios, sugerencias,...me encantará leeros y comentar ideas!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×