Vuelta a la oficina: adaptarse a la nueva normalidad

La vuelta a la oficina este año aún se ha complicado más. Si cada septiembre es duro este está siendo especialmente complicado Pero, ¿qué beneficios y retos nos plantea la nueva normalidad en la oficina? Vamos a verlo.

Este es un momento extraordinario. La vuelta a la oficina será sin duda un proceso confuso para todos. Pero con un plan integral y reflexivo creado para sus empleados, su organización podrá regresar al trabajo con confianza. La preocupación por el bienestar de los empleados debe ser una prioridad que deben sentir. De esta forma se sentirán mucho más implicados con la empresa y la vuelta no será un castigo.

Personalizar la vuelta a la oficina

Habla con tus empleados y evalúa su comodidad al regresar a la oficina. Es posible que algunos no quieran regresar de inmediato, otros tal vez ni siquiera lo necesiten. Tenga en cuenta a cada individuo. Pregunte si se sentirían más seguros con muebles de distanciamiento social equipados para su espacio de trabajo personal. Piense en ideas una vuelta a la oficina segura y saludable.

Se pueden establecer pequeños incentivos en el lugar de trabajo para animar a volver. Por ejemplo crear una zona de desayunos gratuitos en la oficina, catering para las comidas, ampliar horarios de descanso…..

Readaptar la oficina

Es posible que tengas que hacer cambios en el mobiliario.  Agregar elementos como protectores contra estornudos, paneles de privacidad, escritorios móviles y muebles de altura ajustable puede maximizar su diseño actual para una nueva forma de trabajar. Los paneles protectores son ahora mismo uno de los elementos más buscados y en Ofiprix te ofrecemos una amplia variedad para que encuentres los perfectos para cada puesto.

Cuando se trata del espacio de trabajo físico, los espacios de toma de contacto y las reuniones de equipo deben seguir siendo una prioridad, pero deben realizarse teniendo en cuenta la seguridad. Todo esto debe preverse con antelación para dar el máximo de seguridad a nuestros empleados.

Medidas higiénicas

Este punto es obviamente esencial. Debemos establecer todas las medidas higiénicas necesarias e incluso ir un paso más allá. Pensar en las necesidades que pueden surgir y adelantarnos ofreciendo equipos de protección, geles hidroalcohólicos, mascarillas, guantes…y todo lo que dé garantías en la vuelta a la oficina de nuestros empleados.

Turnos diferentes en la vuelta a la oficina

Implementar horarios de trabajo escalonados cuando tus oficinas vuelvan a abrir puede ser una buena idea. Así sólo un cierto número de empleados están trabajando en la oficina al mismo tiempo. Con lo que evitamos el riesgo de contagio y aumentamos la posibilidad de mantener la distancia social. Aquí una buena planificación nos puede ayudar mucho a la hora de coordinar distintos horarios de entrada y salida. También habrá empleados que solo necesiten acudir uno o dos días a la semana para recoger o dejar documentación. Una buena coordinación desde recursos humanos puede ser la clave de una vuelta a la oficina feliz.

Teletrabajo

Otro de los cambios importantes en esta pandemia ha sido el crecimiento del teletrabajo. Más empresas están comprendiendo la importancia del trabajo remoto, que puede ser ventajoso o no para su industria específica. Lo más probable es que todo su personal haya estado trabajando desde casa durante los últimos meses mientras su oficina estaba fuera de servicio. Ahora es tiempo de valorar qué puestos pueden seguir así o cuáles deben ser realmente presenciales. Establecer días específicos para acudir a la oficina de forma escalonado a resolver los temas que no se puedan solucionar desde casa. Aquí es muy importante tener en cuenta a cada persona y sus necesidades del momento.

Mantener la comunicación

El teletrabajo ha ayudado a crear nuevas rutinas de comunicación entre los equipos y el personal. Y lo más probable es que haya mejorado la comunicación del personal. Esto no debería cambiar con la vuelta a la oficina. Cosas como programar reuniones individuales más frecuentes se debe mantener. Así como continuar con la plataforma de chat virtual que estabas usando mientras trabajabas a distancia. O desarrollar una reorientación en el lugar de trabajo para mantener la comunicación fluida.

Si lo pensamos la pandemia puede ser un reto interesante para los espacios de oficina. Tenemos la oportunidad de cambiar el panorama del lugar de trabajo para que se adapte mejor a las necesidades de todos los trabajadores. Incluidos aquellos que requieren interacción social, así como aquellos que necesitan áreas privadas. Debemos verlo como una oportunidad de mejora que puede aportar valor y diferenciar a nuestra empresa del resto.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *