La importancia de las sillas reclinables en tu oficina

Las sillas reclinables son un clásico elemento de toda oficina. Las sillas reclinables son sillas cuyo respaldo es basculante y permite regular su inclinación. Este tipo de sillas suelen englobarse en la categoría de sillas ergonómicas. Las sillas ergonómicas siempre tienen la función de respaldo reclinable y ayudan a relajar la espalda del usuario, aliviando esa zona del cuerpo humano y evitando lesiones. En este artículo hablaremos de cómo debe ser una silla ergonómica, de sus características, ventajas y de los usos de las sillas reclinables en la oficina.

Las sillas reclinables de oficina

Tipos de sillas reclinables

Hay dos tipos diferentes de sillas reclinables de oficina que se debe tener en cuenta:

  • Hay las sillas que se inclinan con el impulso de la propia espalda. Son esas sillas que se inclinan cuando el usuario también se inclina hacia atrás. Este tipo de sillas tienen un mecanismo automático que permite que la silla se incline junto a la espalda del usuario y que vuelva a su posición original cuando la espalda deje de ejercer presión.
  • También hay las sillas que disponen de un mecanismo que ajusta la inclinación del respaldo a la altura que se desee, pero cada vez se ve menos.
  • También hay sillas donde la reclinación del respaldo es permanente, pero no es recomendable para oficina ya que puede comportar una pérdida de productividad.

Usos de las sillas reclinables

  • Las sillas reclinables son muy comunes en las zonas de operativas y de oficinas de la empresa. Cada vez más, las sillas ergonómicas se van imponiendo en los puestos de trabajo debido a que cuidan la salud y nuestra postura. Que una silla sea reclinable es una característica imprescindible para que sea una buena silla ergonómica. También se han de considerar otros elementos esenciales al escoger una silla de oficina como las ventajas de las sillas con ruedas
  • En los despachos las sillas reclinables son también de uso habitual. El gerente apreciará que una silla sea cómoda y se adapte a sus posturas. Los sillones reclinables también son válidos en este caso. Una silla muy amplia también se valora mucho.
  • Donde no es recomendable usar sillas reclinables es en las salas de espera de una oficina. Porque al ser una zona de paso, los clientes no pasan mucho tiempo y es mucho más adecuado usar bancadas, sillas confidentes o sofás. Tampoco son recomendables en una sala de reuniones para que las personas sentadas no se reclinen demasiado y se desconcentren de los temas que se están hablando.

En nuestra tienda de Ofiprix puede encontrar con varias de nuestras sillas con la función de resplado reclinable. Por ejemplo, la silla Spine es una silla ergonómica excelente gracias a su resplado formado por aletas que se adaptan a tu espalda. Si prefiere un diseño más sencillo, también hay la silla Ergomax con un respaldo de red o tapizado.

Muchas gracias por leernos y esperamos que se haya aprendido sobre las ventajas de las sillas reclinables, una característica imprescindible para que una silla ergonómica sea considerada como tal. ¿Tienes ya en la oficina sillas reclinables? ¿Cuál ha sido tu experiencia con ellas, estás satisfecho? No dudes en dejar tus comentarios y recomendar este tipo de sillas. ¡Hasta la próxima y nos vemos la semana que viene!

 

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *