Limpieza, seguridad y sostenibilidad

Nuestro compromiso con el medio ambiente y la naturaleza

Compartir:

Tal vez el mayor problema ambiental, y uno de los grandes retos de la humanidad para este siglo XXI, es la lucha contra el cambio climático. Es por eso que nuestro compromiso con el medio ambiente debe ser mayor. El calentamiento global está provocando alteraciones en los ecosistemas y cambios en el clima que a su vez modifican las condiciones de vida. También afecta al desarrollo sostenible y condiciona el bienestar de toda la población mundial.

La tala de árboles y su efecto sobre el medio ambiente

En la actual situación los árboles, como sumideros de CO2, juegan un papel crucial pero su tala masiva ha puesto en grave riesgo nuestro ecosistema. Esta actividad provoca cambios en los ecosistemas modificando el hábitat de especies tanto vegetales como animales. También genera la erosión del suelo que a la larga puede provocar la desertización.

Nuestro compromiso con el medio ambiente pasa por cuidar este recurso. La creación de nuevas urbanizaciones o carreteras, los incendios y la excesiva explotación de los bosques para extraer la madera son las principales causas de la desaparición de los espacios forestales.

Además, la tala indiscriminada de árboles puede provocar grandes catástrofes naturales como inundaciones, corrimientos de tierra, sequías y una larga lista de fenómenos medioambientales adversos.

Los árboles son fundamentales para la supervivencia del ser humano ya que convierten el dióxido de carbono en oxígeno. De ahí la importancia del reciclaje y la reutilización de la madera y sus derivados.

deforestacion

El reciclaje de la madera

La madera es uno de los pocos materiales reciclables, por lo tanto, nuestro compromiso ambiental personal pasa por aprovecharnos y reutilizar para poder contribuir a la conservación del medio ambiente.

La madera maciza se emplea en múltiples aplicaciones tales como estructuras, chapas y tableros contrachapados, carpintería, muebles, paletas, etc. Al final de su vida de servicio, la madera puede triturarse y ser de nuevo materia prima, sin prácticamente alterar sus propiedades naturales y prolongando así su vida útil evitando un consumo más elevado de madera natural. 

Esta “madera reciclada” es empleada habitualmente en tableros de partículas o fibras y de pasta de celulosa como los que utilizan muchos de nuestros muebles.

Sin este proceso de reciclado se tendrían que talar más árboles y a su vez este hecho continuaría afectando a la conservación del medio ambiente. Si desde las empresas hacemos un uso responsable de las materias primas y si además estas son recicladas entre todos estaremos colaborando a paliar los efectos del cambio climático.

Al utilizar de forma racional las materias primas y la madera reciclada estamos colaborando a mejorar la sostenibilidad.

papelrecicladoMaterias prima

Responsabilidad Social Empresarial

Para relacionar las empresas y el medio ambiente, podemos tenerlas en cuenta como entes individuales que pertenecen a un sistema más amplio y dentro de las cuales existen subsistemas que hacen posible el movimiento constante del engranaje.

Entre las empresas, las personas y el ambiente existe un lazo estrecho que involucra el bienestar de las personas, la sana productividad y la reputación de las empresas, así como la preservación del medio ambiente, de esto se trata la responsabilidad social: un compromiso con el ser humano y la naturaleza que las organizaciones deben asumir y cumplir.

La creación de procesos más seguros y saludables, la implementación de estrategias para mejorar las condiciones del medio ambiente y frenar los efectos de la industrialización forman parte de cada campaña de responsabilidad social ambiental, así como promover la actuación individual y consciente de cada miembro del sistema para heredarle a las generaciones futuras un mundo menos contaminado y más saludable.

La Responsabilidad Social tanto empresarial como ambiental no se trata solamente de un manifiesto escrito y firmado a la ligera, esta consta de la puesta en marcha de mecanismos de producción más limpios que incluyan la implementación de sistemas que disminuyan al nivel más bajo la incidencia negativa sobre el ambiente, como parte de un compromiso con la naturaleza, con la sociedad y un mejor porvenir para esta.

Compromiso con el medio ambiente

La Responsabilidad Social Ambiental tiene como misión generar productos que promuevan desde su origen un estilo de vida sostenible y saludable para la sociedad. Lo ideal es estimular el crecimiento de las organizaciones a través de la implementación de materiales ecológicos en la fabricación de los productos, que resulten saludables para las personas, para el ambiente y para promover un cambio positivo en la naturaleza.

Acciones empresariales sobre responsabilidad Social Ambiental

Las acciones empresariales inician con un fiel compromiso del ser humano con la naturaleza, procurando la reducción de los niveles de contaminación presentes en las fases de producción de la organización.

Llevar a cabo jornadas de capacitación en torno a los beneficios que reportan las energías renovables y alternativas puede ser otro modo de paliar los efectos negativos de la actividad empresarial sobre el ambiente.

Existen también diversas acciones que podemos llevar a cabo desde nuestra posición individual, interiorizando el lema “mi compromiso con la naturaleza se reafirma….” a través de actividades como el voluntariado, el apoyo de campañas para un estilo de vida saludable y amigable con el ambiente, entre otras acciones que nos harán sentir mejor interiormente y cada vez más comprometidos con el bienestar del planeta.

Energía renovable

Mis compromisos frente a la naturaleza inician básicamente en el cuidado de los diversos recursos naturales, tanto renovables como no renovables, en el núcleo familiar y laboral en torno al tema del cuidado de la naturaleza y la promoción de un estilo de vida más amigable con la naturaleza.

Aunque existen acciones de compromiso con el medio ambiente y la naturaleza que pueden llevarse a cabo de forma individual, el hecho de fomentar relaciones y trabajo en conjunto son puntos clave para reforzar la responsabilidad social con el ambiente. Cada acción positiva influye en el vivir diario, cada acción negativa que no se subsana servirá para seguir acarreando consecuencias negativas sobre la naturaleza.

Otra de las acciones empresariales sobre responsabilidad social ambiental que puede nacer en el seno de las organizaciones es la creación de un departamento o sección de cuidado ambiental, con personal calificado.

Sin duda, la satisfacción de las necesidades del presente sin arriesgar las oportunidades de las generaciones futuras, la conservación y preservación del medio ambiente y la búsqueda constante de la sostenibilidad más que ser políticas ambientales comunes organizacionales representan las metas principales que debe fijarse cualquier empresa para reafirmar su compromiso con la sociedad y el entorno en el cual nos desenvolvemos.

La meta como organizaciones es impulsar en el sector cada vez más acciones básicas y de gran impacto, que eliminen el “maquillaje verde” que algunas empresas podrían estar promocionando sin ser organizaciones realmente cuidadosas con el medio ambiente. De igual manera, es primordial colocar los intereses y el bienestar de la sociedad y de nuestro talento humano; abrirse a la transformación y al cambio positivo que merece el planeta de parte del colectivo y de cada persona desde el ámbito individual.

¿Cómo contribuyen las fábricas de muebles con la conservación del medio ambiente y la naturaleza?

De forma conjunta, las organizaciones deben perseguir su crecimiento y la optimización de sus niveles de sostenibilidad; todo en pro de desarrollar planes y acciones que generen valor ambiental real. Una forma de lograrlo es mediante la adquisición de materia prima sin contaminantes, el cumplimiento cabal de las leyes de protección ambiental y el desarrollo de programas de reciclaje de material estratégico. En general manteniendo un compromiso sobre el cuidado del medio ambiente.

Un gran paso para la transformación empresarial en torno a la conservación del medio ambiente es procurar la reducción real de las emisiones de gases de efecto invernadero, una decisión bastante importante para disminuir los riesgos climáticos y forjar para el planeta un futuro más sostenible.

Mantener presente la posibilidad de evolucionar e innovar en torno a la fabricación de productos amigables con el ambiente, implementar sistemas de producción respetuosos con la naturaleza e incorporar a este sistema maquinarias y procesos que impliquen el reúso y/o reciclaje de los recursos serán, sin duda, acciones que contribuirán de forma positiva para la preservación de los ecosistemas y del medio ambiente.

Aunque las empresas no empleen todos los recursos naturales en sus procesos de fabricación y/o producción, esto no es razón para descartar la idea de aprovechar al máximo cada uno de los recursos renovables o no, que se emplean en la rutina laboral interna de la empresa.

En este orden de ideas, aunque una empresa de muebles no emplee agua limpia en su proceso de producción, por indicar un ejemplo; este recurso natural sí es usado en la organización para llevar a cabo algunos procesos rutinarios de funcionamiento, tales como mantenimiento, limpieza y desinfección de diversas áreas.

Por ello, lo ideal es que las empresas puedan implementar sistemas para aprovechar al máximo la cantidad de agua usada en la organización y, de ser posible, darle un adecuado tratamiento para su reutilización. Esto es solamente un ejemplo sencillo de lo que las organizaciones pueden hacer una vez que se comprometen con el bienestar de la naturaleza y de la sociedad.

Cada acción y cada esfuerzo será un paso para estar cada vez más cerca de convertirse en organizaciones más amigables y comprometidas con el bienestar del medio ambiente. De hecho, la transformación de las empresas en torno a la sensibilización acerca de este tema ha sido beneficiosa para crear no solamente productos más saludables sino para cambiar poco a poco la mentalidad de las personas hacia un consumo más responsable.

Acciones de compromiso idividual con el medio ambiente y la naturaleza

Se cree que los grandes cambios y transformaciones inician con pequeños pasos. Si enfocamos este lema hacia la creación de un compromiso individual sólido en torno a la protección del medio ambiente, son muchas las pequeñas acciones que pueden generar cambios drásticos en nuestro entorno.

Cambios que podemos hacer

Por ejemplo, desde casa o desde nuestro rincón de trabajo en la oficina podemos convertirnos en voceros conscientes en torno al aprovechamiento del agua, de su cuidado y de cuán beneficioso es dicho cuidado para el mejoramiento de las condiciones ambientales de nuestra comunidad. Cuidar que cada grifo que encontramos a nuestro paso esté cerrado es una forma genial de empezar a cuidar el agua.

Reciclar y reutilizar

Si podemos convertirnos en compradores conscientes de productos elaborados con materias primas y procesos amigables y aprovechamos cada pieza u objeto que adquirimos para darles un uso consciente, además de disminuir la cantidad de desechos en el planeta, podríamos convertirnos en agentes importantes de la gestión de residuos.

Hasta hace unos años llevar las bolsas del supermercado era una acción de lo más común. Sin embargo, ahora que conocemos cuántos años pueden tomarse esas bolsas plásticas para desintegrarse y el daño tan importante que causan al ecosistema si van a parar al océano; lo ideal es acudir a realizar las compras y usar envases sustentables y bolsas reusables para evitar el cobro de las bolsas y contribuir con la disminución de este tipo de desechos y su efecto negativo para el ambiente.

Optar por el Ecodiseño

Para mermar tanto como sea posible el impacto ambiental causado en los procesos de producción. Se trata de apoyar a las empresas que modifican sus materias primas, sistemas y procesos por otros que sean más amigables con el medio ambiente, teniendo en cuenta que dicho cambio puede generar un impacto positivo en la relación calidad – precio de los productos.

Es posible encontrar productos de ecodiseño marcados con la etiqueta certificada AENOR Ecodiseño, con la cual se garantiza que dichos objetos fueron diseñados y producidos haciendo el máximo esfuerzo posible por disminuir los posibles efectos medioambientales que se pudiesen ocasionar en su proceso de producción.

Dale una segunda oportunidad a los objetos

Desde prendas de ropa hasta muebles, o bien puedes optar por la transformación de objetos tan comunes como un palet o como una cesta de frutas para convertirlos en mobiliario único y original hecho por ti y con el cual habrás evitado generar desechos en tu comunidad.

 

  • Compromiso Ofiprix: la conservación del  medio ambiente

En Ofiprix llevamos más de dos décadas trabajando para adaptar conseguir un proceso de fabricación completamente sostenible y continuamos manteniendo nuestro compromiso con el medio ambiente.

Estamos certificados en la norma de Gestión ambiental ISO 14001:2004 de medio ambiente, desarrollando procesos, sistemas no contaminantes y de control del reciclaje. Para nosotros el ser respetuosos con el medio ambiente no es un deber sino que se ha convertido en un compromiso.

Apostamos claramente por el uso responsable de materias primas recicladas con un enfoque orientado al “ecodiseño”. En Ofiprix tenemos claro que el futuro sólo será posible con empresas comprometidas con las personas y con un mundo ambientalmente más sostenible.

foto-2