Lo esencial para una oficina pequeña

2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 2 Email -- 2 Flares ×

Si tu oficina es pequeña y no quieres que aparezca sobrecargada y abarrotada hoy te contamos lo esencial para una oficina pequeña

Si tu oficina es pequeña y no quieres que aparezca sobrecargada y abarrotada hoy te contamos lo esencial para una oficina pequeña. Organízate bien y ten todo lo que necesitas a mano incluso en un espacio reducido, ¡es posible! No existe una fórmula mágica pero seguro que aplicando una serie de ideas y tu imaginación conseguirás crear una oficina pequeña pero cómoda y eficiente en la que desarrollar todo tu talento.

oficina pequeña

1

Usa el color en tu beneficio

El color nos ayuda a ampliar visualmente el espacio o al contrario, restar metros.  La opción más sencilla para una oficina pequeña, es escoger colores claros y muy luminosos que te ayuden a dar mayor sensación de amplitud. Los blancos, cremas y crudos son ideales para que tu oficina parezca mayor y además para ayudarte a tener mayor luminosidad.  Pero también los tonos pastel pueden ser una buena elección. El techo es otro elemento que podemos usar a nuestro favor. Si lo pintamos de blanco o del mismo color que el resto de las paredes conseguiremos ganar metros.

oficina pequeña nórdica

1-2

La unidad cromática del espacio también ayuda, especialmente con el color blanco o los tonos más claros. Si la mesa es ligera y además en el mismo color que las paredes conseguiremos el efecto de un espacio mucho más diáfano y menos sobrecargado. Los muebles que se apoyan en la pared en el mismo color que esta tb ayudan a crear ese efecto.

Mesa ligera en una oficina pequeña

Los mínimos muebles posibles y siempre a poder ser nada pesados ni con tonos demasiado oscuros.  Pero no puede faltar una buena mesa de trabajo, mejor de la medida justa para no sobrecargar. Por ello es mejor apostar por los materiales más ligeros visualmente como el cristal o los metales en las patas. Mesas con patas metálicas finas o de cristal que ayudan a dejar la vista pasar y dan profundidad. Tableros finos y en colores claros a poder ser que se confundan con las paredes. Tableros no demasiado gruesos para evitar que resulten pesados.

oficina pequeña mesa ligera

1-2

Las líneas rectas son perfectas para espacios pequeños pues no sobrecargan. O las sillas de plástico transparentes o con patas metálicas tipo patín. También es importante eliminar de nuestro espacio todo aquello que no es necesario para lograr aún más espacio y quedarnos con lo realmente útil. ¡El objetivo es dejar pasar la vista para ganar metros!

Escoge una buena silla

La silla de oficina es muy importante, ya que pasaremos en ellos muchas horas sentados. Por ello es importante que sean cómodas, transpirables y se ajusten bien a nuestras necesidades. Las sillas demasiado rígidas no son beneficiosas para nuestra espalda si debemos pasar muchas horas en ellas. A pesar de que en muchas de las imágenes de oficinas en casa vemos sillas de salón te recomendamos que busques una silla de oficina si vas a pasar las suficientes horas en ella. Tu salud y tu espalda te lo agradecerán.

1

Aprovecha la luz

La luz es clave en decoración pero si lo de que se trata es de ganar metros… ¡aún más! Deja que la luz lo invada todo. Situar la mesa bajo la ventana es siempre una buena idea. Aligeramos el centro de objetos y además damos protagonismo a las ventanas, hacia donde irán todas las miradas al entrar. Las cortinas también que sean de tejidos ligeros que dejen pasar bien la luz.

1-2

Si no disponemos de luz natural debemos intentar encontrar una iluminación adecuada y para ello lo mejor es el uso de diferentes tipos de luz, de techo por supuesto, pero también de pie y alguna luz auxiliar en la mesa de escritorio para trabajos más minuciosos. La luz nos ayudará a crear un efecto de espacio más amplio, así que no debemos olvidarnos de ella.

Mucho orden

Tener todo en su sitio y bien ordenado nos ayudará a que el espacio no se nos caiga encima y parezca mucho más diáfano y amplio. Para ello lo mejor es reducir al máximo los objetos necesarios y hacer limpieza periódicamente eliminando todo lo superfluo y que no hemos usado en los últimos meses. En la mesa de trabajo, mejor solo lo imprescindible. Pero también ayudarnos de cajoneras y armarios bajos,  estanterías en la pared y todo lo que pueda ayudarnos a ganar espacio pero sin resultar pesado.

1

También te ayudará revisar nuestro artículo sobre cómo organizar tu escritorio y ten siempre en cuenta que menos es más. Cuantos menos objetos y papeles tengas encima de la mesa y a la vista en tu oficina, mucho mejor

Los accesorios imprescindibles

A pesar de todo debemos tener toda una serie de elementos que nos ayudan a desarrollar nuestro trabajo. Para ello, estudia bien tus necesidades, qué elementos son de los que haces un uso intensivo y debes tener a mano. También cuales pueden estar guardados pues se usan más esporádicamente. Finalmente todos aquellos que tenemos por costumbre pero que en realidad ya no utilizamos. Seguro que consigues un montón de espacio extra si haces bien este análisis. El método Konmari te puede ayudar a saber qué es necesario, ¡ apróvechalo!

Saca el máximo provecho al espacio

Sí, disponemos de poco espacio pero podemos sacar el máximo provecho de él. Aprovechando rincones y zonas que en principio pueden parecer perdidas pero que con muebles a medida o un poco de imaginación seguro que podemos sacarle rendimiento. ¡Ningún espacio está perdido, solo hay que estudiarlo bien hasta encontrar la solución para él! Quizás sea el espacio perfecto para un armario escondido o para una pequeña estantería que te evitará tener tantos elementos sobre la mesa.

1-2

Adáptala a ti

Nunca te olvides de que para trabajar a gusto y dar el máximo debemos estar en un entorno que nos invite a ello. Por eso es importante que nuestra oficina tenga nuestro toque personal. Además, que esté hecha a nuestra medida o al menos tanto como sea posible. Recuerdos familiares o de viajes, un calendario especial con fotos de amigos, esa taza que nos hace sonreír o unos cactus. Todos esos detalles nos ayudarán a sentirnos más felices y a dar lo mejor de nosotros. ¡Adapta tu oficina a ti! Pero sin pasarte ni sobrecargar demasiado el espacio. La clave es el equilibrio

Al final lo esencial en una oficina es lo que tú necesites. Así que ten primero claras tus necesidades y cómo te gustaría trabajar y luego aplica estas ideas. Conseguirás una oficina pequeña pero perfecta para ti. Además sentirse a gusto a la hora de trabajar es importantísimo ya que nos ayuda a conseguir un mejor rendimiento y más motivación. ¡Esperamos que estas ideas te hayan gustado!

Lo esencial para una oficina pequeña
5 (100%) 1 vote
The following two tabs change content below.

A Perez

Interior Designer at Ofiprix
Interiorista en Ofiprix. Mis estudios son tan variados como mis gustos: historia, marketing y interiorismo . Me podréis encontrar siempre con un libro en las manos. Si no, estaré de viaje buscando inspiración en algún pequeño rincón, porque no hay nada como descubrir nuevos lugares y nuevas gentes para abrir la mente y conocerse a uno mismo mejor. Mi terapia de shock es reír mucho cada día, tomar litros de cafeína y hacer un trabajo que me apasiona. Desde aquí daré mi punto de vista sobre el diseño de interiores. Espero vuestros comentarios, sugerencias,...me encantará leeros y comentar ideas!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 2 Email -- 2 Flares ×