Ergonomía en el puesto de trabajo: ¿cómo debes colocar el ratón y el teclado?

 

¿Tienes molestias en el cuello, el codo o los hombros tras trabajar? ¿Notas cómo tu zona lumbar se resiente al final de tu jornada? Si has respondido afirmativamente a ambas preguntas, es posible que no tengas en cuenta la ergonomía en tu puesto de trabajo. Te describimos algunos trucos fáciles de poner en práctica que te permitirán trabajar de manera más cómoda.

¿Dónde debes colocar el teclado?

Quizá te parezca algo sin importancia, pero una mala ubicación del teclado y del ratón provoca que tu túnel carpiano se resienta. Si notas que se te adormece la mano y tienes molestias durante las horas posteriores a terminar de trabajar, toma nota de los siguientes consejos:

  • El teclado y el ratón han de estar sobre la misma superficie y al mismo nivel.
  • Usa la barra espaciadora como punto de referencia para centrarlo.
  • La línea que va de tu esternón a tu ombligo debe alinearse con la mitad del teclado.
  • Usa el borde de la mesa y colócalo en paralelo. Calcula una cuarta entre el teclado y tu cuerpo.
  • Algunos modelos incluyen una pestaña posterior que permite levantar el teclado. Úsala para facilitarte el acceso a todas las teclas sin forzar tu postura.
  • Tus brazos deben formar un ángulo recto con la mesa.
  • Tus dedos han de adoptar una posición curva sobre las teclas.

 

¿Cómo deben de estar los codos con respecto al teclado?

Los codos deben estar a la misma altura que la hilera central del teclado. Has de ajustar el ángulo para que los codos estén siempre relajados y no te suponga ningún esfuerzo escribir. De estar más cómodo, podrías bajar la altura del teclado para adoptar una postura distinta, pero no se recomienda, ya que afectará a tu zona cervical.

No olvides que lo anterior dependerá del tipo de teclado que utilices. Si es el de un PC te resultará más fácil alinearlo. Si se trata del de un ordenador portátil o de otro de menor tamaño, recuerda que tus codos no deben estar nunca en tensión. A ello ayuda la regulación de la silla que utilices. Los reposabrazos se incluyen para que te sea más fácil mantener una posición relajada. Ajústalos en altura para evitar molestias.

uso ergonomico del raton

¿Cómo colocar la mano del ratón?

El ratón ha de estar siempre alineado con la parte inferior del teclado y lo más cerca posible. Alejarlo demasiado provocará que tengas que estirar el brazo para manejarlo, lo que provocará una sobrecarga progresiva en tu codo y hombro . Otra alternativa, si el escritorio es lo suficientemente profundo, es colocarlo entre el teclado y tu cuerpo. Podrás corregir tu postura apoyando tus antebrazos sobre la mesa.

¿Es necesario utilizar reposamuñecas?

Es uno de los elementos que crea mayor controversia. Muchos teclados incluyen uno de fábrica que, posiblemente, hayas decidido retirar. En este caso, solo vas a conseguir que tus muñecas estén en equilibrio constante o apoyadas en una superficie demasiado dura. Poco a poco notarás molestias, diversos problemas de movilidad en tus dedos e incluso una ligera inflamación en la muñeca.

Un reposamuñecas consiste en un elemento rectangular fabricado en un material que absorbe el peso de tus brazos sin problemas. Evita los modelos demasiado rígidos porque alteran tu postura natural y apuesta por los de dureza intermedia. Notarás la diferencia desde el primer momento.

Ergonomía en el puesto de trabajo: materiales ergonómicos

Los materiales usados para productos ergonómicos como ratones, teclados o reposamuñecas combinan resistencia y maleabilidad. El plástico, el gel y similares ofrecen tanto resistencia al uso continuado como adaptabilidad a tu fisonomía. Recuerda que has de equilibrar ambos factores a la hora de elegir la mejor alternativa para tu caso particular. No olvidemos que también otros artículos como los soportes para monitor, la silla o los reposapiés también inciden, directamente, en que tu postura sea la más adecuada.

Ventajas de utilizar ratón y teclado ergonómicos

Hemos venido comentando dónde colocar los dispositivos, pero no hemos hecho referencia a los modelos ergonómicos. Se denominan así a los teclados y a los ratones que se adaptan a tu cuerpo. Los teclados evitan las líneas rectas para que no tengas que modificar la postura de tus manos para escribir.

En lo que respecta a los ratones, en lugar de mantener una línea paralela a la mesa, incluyen los relieves necesarios para que no te veas obligado a mantener tu mano en una posición molesta. La mayoría de modelos te permite colocar la mano casi en perpendicular a la mesa apostando por una posición más natural. En lo que respecta a las ventajas, las resumimos en el siguiente listado:

  • Reducen al máximo la tensión a la que se someten la muñeca, el brazo y el hombro.
  • Al tener menos molestias, podrás trabajar el mismo tiempo sin acusar el cansancio aumentando tu nivel de productividad.
  • Ayudan a trabajar de forma más eficaz y a asociar el trabajo con una experiencia más amable.
  • Evitarás la aparición de lesiones como el síndrome del túnel carpiano, la inflamación de la muñeca y molestias en el hombro y en los dorsales.
  • Contarás con productos que se adapten a ti con facilidad y no al revés.
  • Estarás invirtiendo en lo que se consideran productos de prevención de riesgos laborales. Aumentarás tu seguridad a la hora de trabajar y evitarás que una lesión te impida hacerlo con normalidad.

No podemos obviar la importancia de contar con productos ergonómicos en estos tiempos en los que el teletrabajo se ha implantado en buena parte de las empresas. En tu casa, en la oficina o donde vayas a trabajar, la ergonomía no es una opción, sino una medida imprescindible para mantener una buena salud articular y muscular.

Esperamos haberte dado la información suficiente como para que comiences, cuanto antes, a tomar las medidas oportunas para proteger tu estado físico y mental. No tardarás en comprobar cómo dejas de experimentar esa fatiga constante al trabajar. En tus manos está la posibilidad de trabajar de forma más eficaz poniendo en práctica los consejos arriba explicados. Tras un corto periodo de adaptación, seguro que notas la diferencia.