Cómo trabajaremos en el futuro: las oficinas del mañana

2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 2 Email -- 2 Flares ×

¿Te has preguntado alguna vez cómo trabajaremos en un futuro no muy lejano? ¿Qué tipos de oficinas predominarán los próximos años? Estas preguntas se pueden contestar si observamos las tendencias de oficinas 2016 – 2017, que han surgido o están surgiendo y que cada vez más empresas (tanto grandes como pequeñas) están adoptando. ¿Pero cuáles son las tendencias que nos marcan el futuro de nuestras oficinas? En este artículo tratará de indicar estos fenómenos que afectarán nuestra manera de trabajar.

Cómo trabajaremos en el futuro

1. Diseño de los espacios

Una característica fundamental que marcará las oficinas del futuro es el diseño del espacio de trabajo y las áreas de descanso en una empresa. Atrás van quedando los cubículos y los espacios cerrados donde el empleado solo ve la pantalla del ordenador y poca cosa más. Hoy en día y que se verá más en el futuro es la apuesta de crear espacios de trabajo que creen comunidad entre los trabajadores, luminosos y con los elementos bien distribuidos. En las oficinas del futuro los espacios estarán mejor aprovechados y menos jerarquizados, es decir, los empleados y los jefes estaran en el mismo piso o incluso compartiendo el mismo despacho.

También tendrá mucha importancia que las oficinas tengan muy buena iluminación natural y los espacios más abiertos. La desaparición de paredes, despachos y cubículos favorece que haya una mayor comunidad y comunicación interpersonal entre los empleados y eso se traduce en un mayor flujo e intercambio de ideas y una mayor sensación de libertad. En Ofiprix ya hablamos en un artículo sobre cómo decorar una oficina para aprovechar bien el espacio.

cómo trabajaremos en el futuro

12

Finalmente, las oficinas del futuro tendrán más espacios comunes y de ocio para que los empleados puedan relajarse en la oficina, discutir ideas e incrementar la creatividad y la cooperación entre el equipo. En ese sentido, ayudan mucho zonas con vegetación, espacios verdes, salas de juegos con futbolín o dardos, una sala con la máquina de café y los llamados espacios coworking, una forma de trabajo en la cual distintos emprendedores, freelances y pequeñas empresas comparten un espacio de trabajo común, ideal para start-ups.

coworking bcn

1234

 

2. La cultura empresarial

Para saber como trabajaremos en el futuro no solo basta con tener unas oficinas bien diseñadas, hace falta apoyar lo que realmente define una empresa: el talento humano.

Será cada vez más común oír que muchos trabajadores no están en la oficina, sino que trabajan desde casa o lugares que antes se creía imposible. Según declara Blanca Gómez, la responsable de recursos humanos de Microsoft España, “sus trabajadores pasan fuera de las oficinas un 50% del tiempo, a veces incluso un 100%”¹ y no tienen un despacho fijo. A esta tendencia se le llama “hot-desking“, donde el empleado se puede sentarse donde quiera de la oficina, desde un escritorio personal hasta en la zonas comunes. Esta libertad de movimiento solo es posible si el diseño de los espacios es el adecuado y se dispone de una tecnología funcional que elimine cables incómodos.

Tampoco hay que olvidarse de las personas que dirigen y lideran el equipo. De estas personas también depende de que en un futuro haya una cultura empresarial más beneficiosa para todos. Tal y como escribimos en este artículo sobre liderazgo empresarial, en los próximos años veremos gerentes que adoptan una actitud más positiva y motivadora.

 

3. Avances tecnológicos

Sin duda alguna, el avance de la tecnología influirá y mucho cómo trabajaremos en el futuro. La tecnología inteligente está ya entre nosotros en el día a día y lo va a estar aun más en los próximos años. En las oficinas del mañana veremos como la tecnología predominará en todos sus rincones. 

En el pasado se van a quedar los escritorios y mesas llenas de cables, ya que gracias al concepto de “hot-desking” todo el mundo trabajará libre de cables y con tecnología totalmente “wireless”. También van a desaparecer montones de cajones llenos de archivos, ya que todo documento e informe será almacenado dentro de la “nube”. Esta herramienta es especialmente útil ya que agiliza los procesos de búsqueda de documentos, todo el mundo tiene acceso, es más difícil la pérdida de papeles y no hay límite de capacidad. Obviamente, las empresas van a tener que depender mucho de la seguridad de la red y será muy necesario tener una fuerte protección contra ataques informáticos y problemas relacionados con ellos.

tecnología para trabajar en el futuro

123

Otra tendencia que veremos cada vez más (aunque ya hoy es bastante popular) es el uso del smartphone por cuestiones de trabajo. Nuestro móvil personal será el centro de todas nuestras operaciones laborales, ya que desde allí podremos acceder a la “nube” (donde están todos los documentos), al correo, hacer transferencias bancarias, interactuar con nuestra oficina (como encender o apagar las luces, cerrar o abrir puertas, activar un proyector, etc.) y muchas más tareas que con el smartphone podremos realizar a través de apps.

En conclusión, la manera de cómo trabajaremos en el futuro será ampliamente influenciada por el diseño de los espacios y oficinas modernas en 2017, la cultura empresarial y los avances tecnológicos que se van a ir introduciendo en nuestras oficinas a lo largo de estos años venideros. Adoptemos cuanto antes todas estas tendencias y así demostrar que el futuro es hoy.

 

 

¹Esta declaración ha sido extraída de el artículo “¿Cómo y dónde trabajaremos en el futuro?” de Juan Cruz Peña.

Cómo trabajaremos en el futuro: las oficinas del mañana
5 (100%) 1 vote
The following two tabs change content below.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 2 Email -- 2 Flares ×