Abdominales hipopresivos en la oficina: ¿cómo aplicarlos?

November 2021|

Arquitectura sostenible

| Escrito por: ofiprix

¿Has oído hablar de los hipopresivos y pasas mucho tiempo en el trabajo? Tranquilo, en Ofiprix te damos algunas pautas para que puedas practicar abdominales hipopresivos en la oficina y tonificar tu abdomen mientras haces tus labores.

Todos tenemos multitud de deseos: fama, gloria, dinero, estar en forma, un coche nuevo, un chalet en las afueras … la lista puede ser interminable.

Para conseguir estos deseos, muchas veces tenemos que invertir horas y horas trabajando, o en nuestro negocio, para empezar a cosechar los frutos que nos permitirán conseguir esos sueños que estamos persiguiendo.

Un clásico que suele estar en boca de todos es precisamente el deseo de estar en forma, uno de los más ansiados ya la vez de los más difíciles de conseguir en la era contemporánea. Trabajamos sentados, pegados a un ordenador la mayor parte del tiempo y nuestros momentos de ocio también cuentan con la presencia de una silla.

Quizás haya elementos como la fama o la mansión que puedan estar aún en proceso, pero sí hay algo en lo que puedes trabajar desde hoy: estar en forma.

¿Cómo? 

Hay una manera: los abdominales hipopresivos.

¿Has oído hablar de ellos alguna vez? No te preocupes, si no es así ahora mismo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los abdominales hipopresivos: qué son y cómo puedes aplicarlos durante tu jornada laboral

¿Preparado para ponerte en forma en la oficina?

¿Qué son los abdominales hipopresivos?

Los abdominales hipopresivos son una técnica de ejercicio de la zona abdominal creada por el doctor belga Marcel Caufried en 1980. 

Durante mucho tiempo, el doctor Caufried estuvo investigando el impacto que los abdominales tradicionales tenían sobre el cuerpo humano: aumento de fuerza, resistencia, protección de órganos internos, etc. 

Sorprendentemente, descubrió que los abdominales tradicionales, los que realizamos con las manos en la nuca o en el pecho y tumbados en el suelo, pueden ser perjudiciales para la curvatura de la columna, la zona lumbar y agravar problemas urinarios o de disfunciones sexuales

Así pues, decidido a dar un método diferente, el doctor belga optó por crear un método, el método hipopresivo. Este método se basa en la apnea para fortalecer no solo la musculatura del abdomen, sino también el suelo pélvico. 

¿Cómo se realizan los abdominales hipopresivos?

abdominales hipopresivos oficina

La técnica es extremadamente sencilla y aplicable en multitud de posiciones: tumbado, sentado en tu silla, de pie, apoyado en la pared, de rodillas o incluso a cuatro patas. Es importante adoptar una postura cómoda para así dar espacio a la caja torácica para expandirse y contraerse correctamente durante el ejercicio.

Una vez te hayas puesto cómodo, sigue los siguientes pasos:

  • Inhala y exhala dos veces de forma profunda. Es decir, inhala en cuatro segundos, exhala en 6. De esta manera, empezarás a relajarte. 
  • Es importante que tanto al inhalar como al exhalar lo hagas tan solo por la nariz. La respiración vía nasal tiene un efecto analgésico sobre el cerebro, de ahí que disciplinas milenarias como el yoga se centren en este tipo de respiración. 
  • Una vez hechas las dos respiraciones nasales, vuelve a inhalar y exhalar, pero esta vez al exhalar saca todo el aire que puedas. Notarás como poco a poco tu abdomen se contrae hacia dentro. 
  • Cuando hayas exhalado todo el aire posible, aguanta en esa situación de apnea 10 segundos. Si ves que te cuesta llegar a los 10 segundos, prueba gradualmente con 5, 6 o 7 y ve aumentando poco a poco la duración. 

¿Cómo realizar el método hipopresivo en la oficina?

El rango de movimiento que puedes tener durante tu jornada laboral quizás esté más limitado, sea porque debes estar atento a reuniones, informes, llamadas y, en definitiva, los clásicos ladrones de tiempo. En su momento ya hemos hablado sobre 10 formas de hacer ejercicio en la oficina y se puede decir que la gimnasia hipopresiva es una forma más.

Así pues, debes centrar tu técnica hipopresiva en las posturas en las que estés sentado. Conseguirás optimizar tu tiempo y ser más productivo para ponerte en forma. 

1. Ponte cómodo en tu silla, con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo. Si tienes una silla ergonómica, te será más fácil adoptar enseguida la postura adecuada. Es importante que tenga respaldo y sería un plus si puede contar con cojín lumbar.

2. Aunque resulte tentador, no te quites la mascarilla si estás en público. Al exhalar puedes esparcir partículas de saliva.

3. Inspira y expira dos veces tal y como hemos explicado antes.

4. Entra en situación de apnea y aguanta la respiración 10 segundos. Recuerda que puedes ser gradual si no llegas a este tiempo.

Estos puntos los puedes repetir durante 15-20 minutos en 3 días a la semana y empezarás a notar los beneficios aproximadamente a los 3 meses, tal y como asegura el fundador del método.

Eso sí, no intentes realizar este tipo de técnica sin antes haber consultado con tu fisioterapeuta de confianza. Aunque son múltiples sus beneficios, están desaconsejados para personas con hipertensión arterial y con algún tipo de hernia. Consulta con un profesional y sal de dudas. 

Ahora que ya lo sabes todo sobre el método hipopresivo, es hora de ponerlo en práctica. En Ofiprix tenemos las mejores sillas de oficina para que practiques de forma segura y cómoda el método de gimnasia hipopresiva.

Visítanos en nuestra web de Ofiprix, ¡y no te pierdas nuestras ofertas!

Rate this post