Sillas operativas: ¿en qué debemos fijarnos?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×

Cuando hablamos de sillas para oficina las sillas operativas son las más utilizadas. Pero ¿ sabes qué debes tener en cuenta a la hora de elegirlas?

Las sillas operativas son una de los tipos de sillas más utilizados en oficinas, ¿pero sabes por qué se llaman así o a que tipo de uso se dedican? El dolor de espalda es muy frecuente entre los que trabajan en oficinas. El 80% de nosotros tendremos dolor de espalda en algún momento de nuestra vida, dicen los estudios. Una mala postura a la hora de trabajar sentados es una de las causas más habituales de estos problemas.  Y una silla incorrecta puede ser la base del problema.

Silla Eco

Por que no todas las sillas operativas son iguales y es importante saber en qué debemos a la hora de escoger la más adecuada para nosotros. Aquí te explicamos lo que necesitas saber para que tu elección sea perfecta. Por qué no todas las sillas operativas son iguales y hay aspecto muy importantes en los que debemos fijarnos.

¿Que és una silla operativa?

Se denomina sillas operativas a las utilizadas en los puesto de trabajo operativos. Los puestos de trabajo operativo son aquellos en los que se realizan tareas ante el ordenador pero también necesitan moverse de una forma dinámica para realizar otras funciones, levantarse, desplazarse con rapidez y comodidad… La mayoría de puestos en una oficina son operativos por lo que la sillería operativa es una de la más solicitadas. Las sillas operativas también deben cumplir con los requisitos de ergonomía más exigentes ya que recibirán un uso intensivo. Es muy importante que nos aseguremos de que las sillas operativas aportan a sus usuarios bienestar evitando los problemas de espalda que se derivan del uso de sillas inadecuadas.

Características de las sillas operativas

Vamos a ver cuales son las características que deben reunir las sillas operativas de forma que recojan correctamente la espalda del usuario. También es muy importante el tipo de material utilizado para asegurarnos de su durabilidad. Se trata de sillas que tendrán un gran desgaste por el uso intensivo y la calidad nos asegurará una mayor durabilidad.

Respaldo reclinable

Una silla operativa debe permitir, mediante un mecanismo que normalmente se encuentra en el lateral de la silla, ajustar el respaldo. De esta manera el usuario podrá cambiarlo y fijarlo según la postura que desee adoptar en cada momento del día. Nuestra columna tiene forma de S y es importante que esté siempre recogida y apoyada para evitar sobrecargarla y que acabemos con dolor de espalda. Las sillas operativas deben poder regularse en diferentes puntos de inclinación.

Reposacabezas

El reposacabezas suele ser una pieza opcional en la mayoría de sillas operativas, no viene de serie. Pero siempre es bueno incluirlo. De esa forma en posición de descanso la cabeza podrá también relajarse cómodamente apoyada. Esto evita uno de los males más comunes a las personas que trabajan en oficinas, los  dolores cervicales. Estos pueden derivar en jaquecas y problemas de concentración que perjudiquen el rendimiento. Por ello el reposacabezas es una buena inversión.

Asiento regulable

Una silla operativa siempre debe poder adaptarse al usuario, de forma que su posición sea cómoda . En primer lugar se debe poder regular la altura de la silla. De esa manera se transfiere el peso corporal a través de las nalgas, no de los muslos y así  se evitan problemas de circulación y sobrecarga. Una silla demasiado baja provoca problemas en nuestra zona lumbar mientras que el exceso de altura obliga a sobrecargar vértebras y músculos. La altura perfecta será la que permita apoyar los hombros y la cabeza correctamente en la silla operativa. La regulación del asiento es uno de los elementos básicos a tener en cuenta a la hora de escoger una silla operativa.

Profundidad del asiento

Otro aspecto a tener en cuenta en una silla operativa es la profundidad del asiento. Hay que poder regular la colocación del asiento respecto al respaldo de forma que no sea demasiado estrecho y no nos provoque comprensión.  Un asiento estrecho puede inducir problemas digestivos y de circulación. No nos daremos cuenta pero con el tiempo esto provocará molestias.

Diseño ergonómico

El diseño ergonómico es aquel que se  adapta a la forma del cuerpo humano, de forma que lo recoja y proteja especialmente en la zona de la espalda.  Ese diseño en forma de S siguiendo nuestra espalda impedirá una postura incorrecta. Una silla operativa debe ayudarnos a mantener de forma natural una postura correcta. Y también debe dar un soporte adecuado a nuestra espalda y cuello. Las malas posturas son causantes de severos problemas de columna, síndrome de túnel carpiano, dolor de cuello y espalda, jaquecas constantes y otros problemas relacionados con la salud. Una gran parte de las bajas por enfermedad en las oficinas se deben a las malas posturas al sentarnos.

Silla de oficina Spine Ofiprix

Cómo es la estructura de una silla ajustable

Las sillas operativas deben ser ajustables, como ya hemos comentado. Pero también deben tener en cuenta otros aspectos importantes como el tipo de respaldo, las ruedas o los reposabrazos. Todo ellos nos ayudará a conseguir una mejor postura y por tanto a cuidar de la salud de aquellos que las utilizarán durante muchas horas.

Tipo de respaldo

Seguro que te preguntarás qué tipo de respaldo es mejor usar en una silla operativa. El tipo de respaldo a utilizar debe cubrirnos siempre la espalda por completo. Los respaldos demasiado bajos que no cubren la espalda por completo a la larga resultan perjudiciales. Y es que el respaldo de la silla operativa debe ajustarse a nuestra espalda y ofrecerle siempre apoyo en la zona lumbar. Los respaldos sincronizados son una buena opción. En ellos el respaldo bascula a la vez que el asiento se desliza adelante o atrás, con lo que nunca entramos en posturas de compresión de la columna ni el abdomen.

silla de escritorio ideal para la salud de la espalda homologada 8 horas

¿Con ruedas o sin ruedas?

Las sillas operativas suelen disponer de ruedas de forma que sea fácil desplazarse. Normalmente en el trabajo de oficina no permaneces siempre en la misma postura si no que debemos desplazarnos para coger el teléfono o alguna documentación. Que las sillas dispongan de ruedas facilita esta tarea así como evita que hagamos fuerza con la espalda. Se recomienda además que las sillas dispongan de cinco patas para una mayor estabilidad.

¿Con brazos o sin brazos?

Dotar a una silla  operativa de brazos reduce la tensión que sufre el usuario a nivel de codos, omoplatos y espalda. Diferentes estudios de ergonomía avalan que trabajar con los brazos apoyados aligera la carga de los discos invertebrales ayudando a mantener una postura más saludable. Por ello es recomendable que  las sillas operativas incluyan reposabrazos.

 

Las sillas operativas más cómodas

La comodidad es algo muy a tener en cuenta a la hora de escoger una silla operativa.  Cuando tengamos que pasar largas horas en ella lo agradeceremos. Por ello es importante tener en cuenta la medida del asiento y que su forma sea curvada hacia abajo. Eso dará mayor comodidad a las piernas, aliviará presión y evitará el entumecimiento de las piernas, la presión en vasos sanguíneos y finalmente sufrir de venas varicosas.

Otro elemento muy importante a la hora de escoger una silla operativa son los materiales. Nuestra piel estará en contacto con ellos y además deben ser resistentes a la abrasión por el uso intensivo. Existen una gran variedad de tejidos pensados para ello que nos aportarán una gran durabilidad así como bienestar. En Ofiprix encontrarás una gran variedad de acabados para escoger el que más se adecua a tus necesidades.

¿Cómo elegir una silla operativa?

A la hora de elegir una silla operativa debes tener en cuenta todos los aspectos que hemos comentado anteriormente. Que sea ajustable tanto en altura como en anchura y que recoja bien la espalda de forma que el apoyo lumbar siempre sea correcto. Para ello lo mejor es dejarse aconsejar por un especialista y probar las sillas en la tienda para ver cual se ajusta mejor a nosotros. La silla es un elemento que estará mucho tiempo con nosotros y que además repercute en nuestra salud por lo que es mejor gastar un poco más. Por que a la larga lo amortizaremos en salud y bienestar así como en la durabilidad de la silla que puede ser de muchos años.

Esperamos que este artículo te haya ayudado para saber qué tener en cuenta a la hora de elegir tu próxima silla operativa. En Ofiprix encontrarás una gran variedad y un asesoramiento personalizado y profesional para que tu elección sea perfecta. Feliz semana.

Sillas operativas: ¿en qué debemos fijarnos?
¿Cuánto te ha gustado?
The following two tabs change content below.

A Perez

Interior Designer at Ofiprix
Interiorista en Ofiprix. Mis estudios son tan variados como mis gustos: historia, marketing y interiorismo . Me podréis encontrar siempre con un libro en las manos. Si no, estaré de viaje buscando inspiración en algún pequeño rincón, porque no hay nada como descubrir nuevos lugares y nuevas gentes para abrir la mente y conocerse a uno mismo mejor. Mi terapia de shock es reír mucho cada día, tomar litros de cafeína y hacer un trabajo que me apasiona. Desde aquí daré mi punto de vista sobre el diseño de interiores. Espero vuestros comentarios, sugerencias,...me encantará leeros y comentar ideas!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×