¿Qué es el trabajo híbrido y por qué está de moda?

La crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus ha traído muchísimos cambios a los trabajos. El teletrabajo se impuso en las oficinas, algo impensable al inicio del 2020. Sin embargo, muchas organizaciones están apostando por otras fórmulas que permitan ganar en presencialidad, atendiendo las necesidades de los trabajadores. Una de ellas, la más seguida, es el trabajo híbrido. Te contamos todos los detalles.

Qué es el trabajo híbrido

En primer lugar, este tipo de trabajo es un entorno laboral que combina tanto el trabajo a distancia (remoto) como el presencial en la oficina. En la mayoría de casos, los empleados pueden elegir cuándo trabajan desde su vivienda y cuándo van a trasladarse a la oficina.

Una compañía que opta por este modelo laboral tendrá un espacio físico, las oficinas, donde gran parte de los empleados trabajarán. Acudirán a ellas de manera periódica, mientras que otra parte de los trabajadores estarán trabajando desde casa.

Así, se puede entender que se trata de una opción híbrida sin ser un modelo remoto, el cual destaca por no contar con oficinas y con todos los trabajadores trabajando, el cien por cien del tiempo, en su vivienda.

Eso sí, una pequeña parte de los trabajadores pueden estar trabajando siempre en la oficina (para dirigir los equipos que trabajan allí) o en remoto (según su estado de salud, distancia al centro de trabajo, etc.).

trabajo hibrido y conciliacion familiar

Trabajo híbrido, ¿por qué?

No importa cómo sea la organización en la empresa que apueste por este trabajo. Lo que desean las organizaciones es que todos los empleados disfruten de las ventajas que conlleva el trabajo híbrido. Un modelo por el que están apostando la mayoría de compañías, especialmente las grandes, tras multiplicarse un 200 % el teletrabajo con respecto a antes de la pandemia. Sus ventajas son las siguientes:

1. Flexibilidad con los horarios de trabajo. Las empresas que han apostado por el modelo no imponen sus horarios o los días en los que se necesita la presencia en la oficina. Normalmente, preguntan a los empleados qué necesitan (incluso sin preguntar el porqué), quién puede trabajar en remoto con mayor frecuencia y cuántos desean trabajar más tiempo en la oficina. El objetivo es claro: atender las nuevas necesidades horarias y de movilidad que han surgido tras la crisis del coronavirus.

2. Colaboración, independientemente de que se esté en casa o en la oficina. Un importante número de empleados creen, según diferentes estudios publicados, que debe existir una perfecta simbiosis entre lo digital y lo físico. Los trabajadores deben contar con las mismas condiciones y materiales para desempeñar su trabajo tanto si están en la oficina como en el hogar. Pero, más allá del mobiliario de oficina en ambos lugares, la parte colaborativa debe extenderse también al trabajo desde casa. Y es que los equipos deben ir en la misma dirección: ayudarse sin importar donde se esté.

3. La relación de los trabajadores, entre ellos, pero también con la organización. Tras tantas semanas de duro confinamiento, si en algo están de acuerdo los empleados para volver a la oficina es en la necesidad de humanizar la rutina de trabajo. Por ello, se apuesta por el híbrido: se incentiva que los equipos formen parte de la cultura de la compañía, alejando una posible actitud pasota, adoptando además una actitud muy proactiva.

4. Alejar el agotamiento por el uso de medios digitales. Es importante que los empleados no sientan que tanta digitalización les cansa. Por este motivo, el modelo híbrido es la mejor opción: cuando estén trabajando fuera de casa, sentirán que descansan de un modelo extremadamente digital sin depender de su ordenador, el teléfono o la conexión a Internet.

trabajo en la oficina

¿Qué tipo de oficina necesita el trabajo híbrido?

El trabajo híbrido nace para favorecerte como trabajador y que disfrutes, como mencionamos anteriormente, de todas las ventajas. Así, la comodidad y la ergonomía son claves, por lo que se debe apostar por un mobiliario de calidad

No importa que se trabaje en un punto u otro: la profesionalidad debe estar tanto en el mobiliario de oficina como en la vivienda.

Mobiliario de oficina y tecnología

Los empleados creen que el mueble más importante para realizar un trabajo de calidad es la silla. Adaptar esta a la altura del empleado, la cercanía a la mesa, que se pueda regular y que cuente con reposabrazos cómodos, incluso también el material con el que esté realizada, son aspectos que se deben considerar. De igual forma, el otro elemento destacado es la mesa, siendo las móviles las más demandadas, seguidas muy de cerca de las elevables (permiten no solo ajustarlas, sino también la alternancia del trabajo sentado o de pie). Evitar lesiones, apostando por la ergonomía, es algo que destacarás, como todos los trabajadores.

No obstante, existen otros elementos claves que te facilitarán el trabajo en todo momento. Se destacan bastidores, papeleras, butacas (de relax o lectura) y portalápices. Tanto en la oficina como en la vivienda, pero sobre todo en la primera, han ganado protagonismo todos los muebles que permiten almacenar o archivar documentos u objetos. Así, se destacan los archivadores, cajas, cojines o estanterías con diseños atractivos. De igual forma, la seguridad debe potenciarse más en la vivienda, ya que muchas no están del todo adaptadas para ser una oficina. Por ello, se han disparado las ventas de los cables de alimentación, bandejas o pasacables que logren evitar tropiezos.

tecnologia en trabajo hibrido

Por último, vamos a hacer mención especial a la tecnología. La mayoría de empresas han aportado a sus trabajadores ordenadores, tablets o teléfonos móviles para mejorar la calidad del trabajo y, sobre todo, para mantener la conexión con la empresa y el resto de trabajadores en remoto. Las pantallas, para mejorar el trabajo y contar con ordenador más doble pantalla, son claves para conseguir reducir el tiempo de algunas tareas.

Ya conoces qué es el trabajo híbrido, el cual ha llegado para quedarse. Sus ventajas son importantes, pero para poder disfrutar de ellas hay que invertir en mobiliario y tecnología. Así, la productividad no se verá afectada, al igual que la seguridad y tu ergonomía.