Consejos para superar el síndrome posvacacional

January 2022|

Arquitectura sostenible

| Escrito por: ofiprix

¿Estás alicaído por tu vuelta al trabajo después de unas largas vacaciones? En Ofiprix te damos 5 consejos para superar el síndrome posvacacional e incorporarte al trabajo con fuerzas y energías renovadas.

Después de un largo periodo de vacaciones, lo último que nos apetece es volver a nuestra rutina habitual. El trabajo, el estrés de los correos sin revisar, la ansiedad por todo lo que ha quedado sin resolver y un larguísimo etcétera que seguro que ya te sabes de sobra.

Muchas personas llegan a tal nivel de ansiedad y depresión que los psicólogos llaman a este fenómeno «el síndrome posvacacional». Se trata de un trastorno adaptativo que se suele manifestar tanto en adultos como en niños. Los que lo sufren suelen experimentar irritabilidad, apatía, problemas de sueño y pérdida de capacidad de atención y adaptabilidad. 

Si crees que esta vuelta a la rutina te está afectando más de la cuenta, aquí te damos 5 consejos para que puedas superar el síndrome posvacacional y tu retorno al ruedo sea lo más sano posible.

No hagas horas extra para compensar tu tiempo libre

Uno de los mayores errores que se suelen cometer a la hora de volver de vacaciones es que la lista de pendientes es tan larga que todo es urgente y nada puede postergarse

En realidad, esto no es así, y si lo piensas fríamente tú mismo te darás cuenta. Tienes una jornada laboral y acabas de volver de unos días libres, necesitas tiempo para volver a adaptarte a la rutina y para planificar de nuevo tus proyectos. Establece una lista de prioridades y posterga lo que no puedas realizar ese día, eso te dará orden mental y tranquilidad de tenerlo todo controlado. 

En este sentido, ya te comentamos en su momento la importancia de establecer unos hábitos diarios para mantener tu salud física y mental.

Ya sabes, la organización es la clave. Si mantienes en orden tu espacio y planificas con antelación, tu vuelta al ruedo será mucho más llevadera. 

No vuelvas al trabajo el día después de tus vacaciones

sindrome postvacacional

Otro error muy común es que tras un viaje al extranjero o unas largas vacaciones en la playa, al día siguiente se vuelva a trabajar. Piénsalo, un día antes estabas en una situación más apacible y radicalmente diferente a la que estás ahora. Es normal que te sientas perdido.

La solución a esto es que planifiques tu vuelta al trabajo al menos con un margen de dos días. El motivo es que así tendrás tiempo de volver a tu hogar con calma, deshacer la maleta y volver a planificar tu entorno y horario tal y como lo tenías antes de marcharte. Tu adaptación a la rutina será más progresiva y menos brusca.

Intenta volver cualquier día de la semana… menos el lunes

Diversos estudios manifiestan que el lunes es el día menos productivo y más triste de la semana. Una vez más, la vuelta a una rutina de trabajo es una de las razones más poderosas. 

Por este motivo, si además eres propenso a sufrir estrés y ansiedad, evita incorporarte este día al trabajo. Lo ideal sería incorporarse justo el miércoles, a mitad de semana, porque la vista de un fin de semana cercano suele dar un extra de motivación para afrontar el retorno al trabajo.

Haz deporte y planifica tus actividades de ocio

Este aspecto es especialmente importante para no sentirte del todo desconectado con la realidad. Aunque acabes de volver de vacaciones, la vuelta a la rutina trae consigo volver a estar con tu familia, quedar con tus amigos y realizar las actividades de ocio que suelas llevar a cabo durante la semana.

Encuentra esto como un refuerzo positivo y prioriza el realizar actividades sociales y deportivas al menos la primera semana tras tu vuelta de vacaciones. La vida no es solo trabajar, sino aprovechar el tiempo con los tuyos.

Prioriza tu descanso

síndrome postvacacional

Aunque probablemente ya hayas experimentado alguna que otra mala noche tras tu regreso de vacaciones, prioriza tener hábitos de sueño saludables. El sueño es un factor clave para tu salud y la falta del mismo desencadenará una reacción tras otra: tomarás café, entrarás en estado de ansiedad, empezarás a estar cansado y volverás a tomarte otro café.

No caigas en ese ciclo tóxico y rómpelo: establece una rutina de sueño y evita pantallas al menos una hora antes de acostarte. Así tu cerebro irá asimilando que es hora de volver a la cama.

¿Te han sido útiles nuestros consejos para superar el síndrome posvacacional? Recuerda que en Ofiprix diseñamos y vendemos mobiliario de oficinas para crear espacios atractivos y, sobre todo, productivos

Visita nuestro catálogo en la web de Ofiprix y no pierdas la oportunidad de crear tu propio espacio. ¡Nos vemos allí!

Rate this post