Colores ergonómicos en la oficina

1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 1 Email -- 1 Flares ×

Los colores afectan a nuestras emociones pero también a nuestro rendimiento y productividad. Por ello vamos a ver los colores ergonómicos en la oficina.

Los colores nos afectan emocionalmente y también a nuestro trabajo.  Y es que estamos siempre rodeados de color y parece que no tiene ningún efecto sobre nosotros. Pero la realidad es que los colores estimulan nuestros sentidos y aportan emoción a nuestra vida. La presión de nuestra sangre, los músculos y nervios de nuestro cuerpo también reaccionan al color de forma automática. Por ello la correcta utilización del color en la oficina resulta vital, ya que puede afectar a nuestro rendimiento y concentración.

colores ergonómicos

1

Los expertos afirman que el color es vital a la hora de definir un espacio de trabajo y hacerlo lo más ergonómico y estimulante posible. El color tiene un impacto emocional pero también físico y hasta en nuestra conducta y por ello debemos tenerlo muy en cuenta a la hora de diseñar un espacio de trabajo. La armonía es necesaria en nuestro entorno, porque nos gusta el color pero un exceso de él o su mal uso puede provocarnos estrés, confusión y disminuir nuestro rendimiento. Por ejemplo, si abusamos de colores demasiado fuertes y estridentes esto puede resultar perjudicial pues aumentarán el estrés de los empleados.

Por ello, los colores claros y suaves ayudan a conseguir un entorno en el que nos sentimos más a gusto. También se suelen utilizar los colores neutros en oficinas, pues resultan prácticos pero un exceso de neutralidad también puede ser negativo. Nos provoca aburrimiento y apatía. Siempre es bueno que existan algunos puntos de color, más o menos intensos. Y debemos tener en cuenta todos los espacios que nos rodean, pues todos ellos conforman un entorno en el que debemos buscar el equilibrio y la armonía. Vamos a ver algunos consejos sobre colores ergonómicos en la oficina.

COLORES ERGONÓMICOS EN  LA OFICINA

En la oficina debemos tener en cuenta que una gran parte del trabajo se realiza desde una mesa. Por tanto el cambio de visión del usuario desde su puesto es muy importante a la hora de configurar el color de ese espacio. Los puestos de trabajo permanente deberían ser las partes en las que pongamos más cuidado a la hora de hacer un diseño, ya que serán los más afectados. Las zonas de paso o recepción el impacto será mucho menor por lo que el uso del color puede ser más libre y espontáneo. También se deben tener en cuenta las preferencias culturales y geográficas, ya que los colores tienen distintos sentidos y simbologías según las culturas de las que procedan las personas que trabajan en ella.

 

También debemos tener en cuenta que no conviene crear un entorno demasiado monótono por lo cual el color no debería ser siempre el mismo en toda la oficina. Dependiendo del espacio y de su uso deberíamos establecer diferentes colores pero siempre sin crear un  excesivo contraste que pueda resultar molesto a los empleados. Si conseguimos encontrar un equilibrio correcto entre colores, materiales y las texturas que nos rodean los empleados se sentirán mucho más productivos, creativos y a gusto en su espacio de trabajo. La luz también será un factor muy importante a tener en cuenta pues nos puede ayudar a potenciar los colores y además tiene un efecto estimulante sobre las personas.

LOS COLORES CÁLIDOS SON ESTIMULANTES

EL AMARILLO

Es el color del sol y está estrechamente vinculado con la felicidad. Tiene el poder de impulsar la actividad mental pero además es un color que denota precaución y que en exceso también puede resultar inquietante. Éste color de la gama de los cálidos, va muy bien para espacios en los que se busque potenciar la luz y generar un clima agradable y optimista. Se recomienda para las salas de reuniones y los espacios de equipo.

EL NARANJA

El naranja mezcla la energía del rojo y la felicidad del amarillo por lo que resulta un color igualmente intenso que se asocia a la alegría, el éxito y la motivación convirtiéndolo en uno de los mejores candidatos para decorar oficinas y pintar nuestro mobiliario de oficina. Es ideal para zonas de bienvenida, áreas de reuniones informales y cafeterías, ya que estimula el apetito.

 

EL ROJO

El rojo es un color que llama a la acción, es el color de la pasión, la atención y del peligro y se trata de un tono muy intenso en lo emocional, por lo que debe usarse con conocimiento y precaución. Su efecto es muy fuerte en las personas por lo que puede resultar agresivo si lo usamos en exceso. No es recomendable usarlo en las separaciones entre puestos de trabajo, por ejemplo. Pero puede ser estimulante si lo usamos en pequeñas dosis y en lugares concretos como una recepción o una sala de juntas. Espacios decorados con algo de rojo van bien para actividades que requieran inmediatez como tomar decisiones impulsivas, puntuales y rápidas que no necesiten mucha reflexión.

EL MARRÓN

Es una una gama idónea para tomar decisiones con cautela que requieran tiempo por su efecto relajante. Dentro de los colores ergonómicos para oficina, es un tono que va perfecto en espacios destinados a la transmisión de información o intercambio de opiniones ya que se trata de un tono muy neutral, como las salas de reuniones. Tierras, marrones, ocres y beiges, reconfortan y como el naranja, invitan a la comunicación más pausada, reconciliadora, que requiere escuchar pero no tan informal y enérgica como sucede con él.

Los colores fríos son relajantes y tranquilizadores

EL VERDE

Es uno de los colores para oficina más recomendando. Refresca la mente y es el color de la vida, de la naturaleza. Se vincula con la curación y transmite seguridad. Tal y como vimos en el articulo sobre oficinas en color verde,  también se considera uno de los mejores tonos para decorar oficinas y crear espacios en los que la gente se sienta verdaderamente a gusto. Por algo la esperanza es verde. Además se relaciona con la creatividad y la concentración por lo que es perfecto para salas de formación o de estudio.

 

EL AZUL

Aunque es un color frío, es el color que más gusta a la mayoría de la gente, según dicen las estadísticas. Se relaciona con la confianza, la lealtad y resulta muy relajante por lo que también se encuentra entre los mejores colores para oficina sobre todo aquellos ambientes muy estresantes pueden recurrir al azul para crear espacios donde reine la armonía y el equilibrio.El azul disminuye la tensión sanguínea y las pulsaciones. Dentro de la gama de los azules, del mismo modo que sucede con los verdes, encontramos un sinfín de matices que nos abren un amplio abanico de posibilidades a la hora de decorar y combinar nuestras oficinas haciéndolo muy versátil.

EL NEGRO

El negro es un color con mucha fuerza, inspira poder, prestigio, seriedad y formalidad. Es un color que se relaciona con lo desconocido puede provocar sensación de miedo, así mismo, es un color que tiene mucha fuerza y desprende elegancia pero a la vez puede resultar distante. Debe usarse con precaución pues es un color que domina mucho una estancia.

1

Los colores ergonómicos tienen un sutil poder sobre nosotros. Lo mejor de ésto, es que a menudo no somos conscientes, pero existen estudios que demuestran que el color puede influenciar y afectar a nuestro humor despertando en nosotros ciertos sentimientos o sensaciones. Los colores ergonómicos esconden un potente efecto psicológico que se puede aprovechar en las oficinas para sacar lo mejor de los empleados. La percepción de un mismo espacio puede variar mucho dependiendo de la tonalidad que domine la sala.  Si conocemos bien el poder de cada color, no sólo podemos emplearlo de forma meramente decorativa, si no que podremos ir un poco más allá. El conocimiento nos dará la clave para usarlo a nuestro favor y lograr efectos muy interesantes y diversos dependiendo del objetivo que queramos alcanzar. Esperamos que este artículo os haya dado algunas pistas para ello. Feliz semana.

Colores ergonómicos en la oficina
¿Cuánto te ha gustado?
The following two tabs change content below.

A Perez

Interior Designer at Ofiprix
Interiorista en Ofiprix. Mis estudios son tan variados como mis gustos: historia, marketing y interiorismo . Me podréis encontrar siempre con un libro en las manos. Si no, estaré de viaje buscando inspiración en algún pequeño rincón, porque no hay nada como descubrir nuevos lugares y nuevas gentes para abrir la mente y conocerse a uno mismo mejor. Mi terapia de shock es reír mucho cada día, tomar litros de cafeína y hacer un trabajo que me apasiona. Desde aquí daré mi punto de vista sobre el diseño de interiores. Espero vuestros comentarios, sugerencias,...me encantará leeros y comentar ideas!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 1 Email -- 1 Flares ×