Beneficios de la música en el trabajo

May 2022|

Productividad y trabajo en equipo

| Escrito por: ofiprix

Conoce ahora los múltiples beneficios que tiene escuchar música en el trabajo a nivel de rendimiento, productividad y ánimo para enfrentarte a tu día a día.

Es por todos sabido que la música amansa a las fieras y alivia los corazones. Todos tenemos esa lista de canciones favoritas para escuchar en el autobús, mientras haces deporte o, ¿por qué no?, mientras trabajas.

Porque sí, la música tiene ese poder sobre nosotros: es capaz de enervarnos, de calmarnos y de hacernos más productivos. No solo lo decimos nosotros, diversos estudios afirman que la música es capaz de potenciar nuestra productividad y aumentar nuestras capacidades creativas. La música como un buen escritorio o una buena silla ergonómica tiene beneficios.

De hecho, no son pocas las empresas que se interesan cada vez más por intentar fomentar la productividad de sus trabajadores, más aún con el auge del trabajo híbrido y del teletrabajo. La música, aparte de ser un punto de conexión con otras personas, también se ha convertido en una herramienta más para trabajar y rendir de forma eficiente. 

¿Cómo influye la música en el trabajo?

En realidad, el rendimiento que adquirimos gracias a la música se debe a la dopamina

Cuando escuchamos una canción que conocemos y nos gusta mucho, nuestro cerebro empieza a generar esta sustancia. También la genera cuando estamos degustando un manjar (por ejemplo, chocolate) o cuando estamos realizando una actividad que nos motiva (jugar a videojuegos o comprar por internet). 

De hecho, se dice que actualmente en la sociedad somos adictos a ese «chute de dopamina» que conseguimos gracias a realizar acciones que nos generan satisfacción, aunque sea puntual.

beneficios música trabajo

Uno de los grandes beneficios de la dopamina es que es lo más eficaz para eliminar el estrés, con lo que al escuchar esa canción que nos gusta tanto en un entorno de trabajo nos hace asociar nuestra labor con algo positivo y mejora sustancialmente nuestro humor. 

Pero cuidado, no tiene el mismo efecto en todas las personas. Se han dado casos en los que escuchar música produce el efecto contrario: nos distrae más. Esto sucede sobre todo en las personas mayores, las personas jóvenes suelen motivarse más ante la música, pero los más maduros no notan los efectos de forma tan evidente. De ahí que, por ejemplo, muchos adolescentes prefieran estudiar con música y muchas personas mayores escojan sitios apartados para desempeñar sus funciones. 

Aún así, la evidencia científica demuestra que en entornos laborales, factores como una buena decoración de oficina o escuchar música tiene múltiples beneficios para los empleados. Te los enumeramos a continuación.

Beneficios de escuchar música en el trabajo

Estos son los beneficios que puedes conseguir si empiezas a escuchar música en el trabajo:

Aumenta la creatividad

La música tiene el poder de evocar los recuerdos o de llevar nuestra imaginación a otros mundos, así que no es nada extraño que muchos artistas precisamente se inspiren gracias a la música. Tal es su influencia en nuestro estado de ánimo que con solo una canción podemos pasar de estar tristes a motivados, de contentos a deprimidos y de tranquilos a eufóricos. 

Pero aparte de esta capacidad de cambiar nuestro humor, muchos con la música consiguen canalizar precisamente esos flujos de ánimo para ser más creativos y crear composiciones nuevas o generar nuevas ideas de impacto para su trabajo.

Te concentras mejor

Esta afirmación está sujeta a lo que hemos comentado antes: no todo el mundo reacciona igual ante la música. Ya sabes, para gustos los colores. Si eres de los que estudiaba con música en la biblioteca, no te costará entonces concentrarte en tu trabajo mientras tienes los cascos puestos. 

Sin embargo, si te distraes con facilidad en otro tipo de situaciones, en el entorno laboral probablemente sufras esto mismo. Hoy en día, eso sí, hay sesiones específicas para concentrarse, como el famoso ruido blanco

beneficios música trabajo

Te mantiene motivado

Esto es algo indiscutible. Todos tenemos esa canción con la que pasamos de cero a cien en un segundo, y esto es algo muy beneficioso en lo que se refiere al entorno laboral.

Escuchar música que te motive y que te da energía hace que te enfrentes con mayor espíritu a tareas difíciles o a retos complicados, lo que te vuelve más resolutivo y proactivo.

Mejora tu productividad

Obviamente, si algo que produce bienestar, te libera del estrés y te convierte en cinco segundos en un ser imbatible, está claro que a nivel productivo obtendrás una mejora sustancial.

De hecho, hay estudios que afirman que llevar a cabo tareas mecánicas o repetitivas escuchando música alegre hace que cometas muchos menos errores

Incrementa tu capacidad de retener información

Efectivamente, escuchar música hace que puedas memorizar con mayor capacidad gracias a la capacidad de asociación. Si tienes que aprender algo y este tema lo relacionas con una canción que te guste, te será mucho más fácil evocar información relacionada más adelante.

Como ves, escuchar música tiene múltiples beneficios para ti. En Ofiprix somos expertos en diseñar entornos productivos de trabajo para fomentar la creatividad y la eficiencia, además de que disponemos de mobiliario de oficina exclusivo para ti.

¿Qué música escuchar en la oficina?

Cuando se trata de afrontar esta pregunta nos encontramos ante una bifurcación. Y es que, si bien en el apartado anterior hemos referido esencialmente al aumento de la dopamina, lo cierto es que hay un segundo efecto ligado a la música en el lugar de trabajo: la posibilidad de incrementar la concentración.

Es decir, junto a la posibilidad de que el ánimo, la energía y el optimismo aumenten, también existe la opción de que se incremente específicamente la capacidad de concentración de cada uno de los trabajadores sometidos a diferente tipo de música.

escuchar musica trabajando

Esta realidad nos lleva, de forma directa e inmediata, a la necesidad de dividir en dos el tipo de música susceptible de ser útil en el ámbito laboral en relación con el aumento de la productividad y de la eficiencia de los trabajadores.

En definitiva, podemos diferenciar esencialmente entre los siguientes dos tipos de música:

  • Música escogida de entre las preferencias directas de los trabajadores: En el supuesto en el que lo que se esté buscando es el referido efecto relativo al aumento de dopamina, tendrá que escogerse este tipo de música. Los diversos empleados dirán sus preferencias y estas serán escuchadas, de manera que se encontrarán en un entorno animoso para ellos.
  • Música instrumental diseñada específicamente para incrementar la concentración: Si, por el contrario, lo que se quiere potenciar es meramente la concentración, entonces la ciencia tiene algo que decir. Y es que se afirma que con tan solo 30 minutos de música instrumental se aumenta en un 14 % la concentración general.

Visítanos ahora en nuestra web de Ofiprix y no te pierdas nuestras promociones. ¡Nos vemos allí!

Rate this post